Iglesia al día

" “Dios tuvo un sueño para San José… le has preguntado ¿qué sueño tiene para ti?” "
Mes vocacional 2021

La Iglesia en los medios En el barrio tienen temores, pero la mayoría quiere ayudar [se cita a Hnos. Maristas]

EL OBSERVADOR |

http://www.elobservadormas.com.uy/noticia/en-el-barrio-tienen-temores-pero-la-mayoria-quiere-ayudar_459934/

Kilómetro 16. Presidencia organizó charlas en la zona donde irán a vivir los sirios

Presidencia de la República exploró entre los vecinos de camino Maldonado a la altura del kilómetro 16, el estado de ánimo de la comunidad que recibirá a las familias sirias que el mes próximo llegarán como refugiados.

Las reacciones fueron dispares pero en línea general hay expectativas y voluntad para ayudar, dijo a El Observador un vecino del lugar. Presidencia hará este mes una nueva reunión con los vecinos para informarles más detalles.

José Kuhm, presidente de la congregación Maristas en Uruguay dijo a El Observador que los vecinos expresaron “temores” pero sobre todo “tiene ganas de participar y de integrarlos y eso es fundamental para una persona nueva que llega al país”. La idea es que se vayan insertando lo más rápido posible. “Al principio se les cocinará pero luego ellos mismos deberán ir al supermercado a hacer las compras del día”, explicó. Según supo El Observador dos traductores estarán permanentemente con ellos en la casa de retiro San José de los Hermanos Maristas. Los sirios se ubicarán, en una edificación construida en 1946, propiedad de los Maristas, que comprende 14 hectáreas. Además de habitaciones con dos o tres camas y baño individual, hay otras con cuchetas y baterías de baños. En total, la casa tiene capacidad para albergar a 108 personas. El predio se complementa con una barbacoa, jardines y canchas de fútbol que hoy utilizan algunos equipos para entrenar.

Además de los traductores, decenas de personas se interesaron en colaborar con los refugiados. Algunos son profesionales, hay estudios jurídicos, maestras, alumnos, carpinteros, amas de casa y gente con cierta habilidad manual.

La disposición a ayudar llevó a la comunidad católica que los albergará a establecer lugares para que los sirios puedan rezar y practicar su religión. En todos los cuartos hay imágenes de San Marcelino Champagnat, fundador de los Maristas, organización que tiene proyectos sociales y educativos en 79 países.

“El gesto más grande es el humanitario” dijo Kuhm a El Observador. l

Seguridad policial
La casa de retiro de los maristas está cercada y cuenta con seguridad privada. Con la llegada de los refugiados sirios, el Ministerio del Interior pasará a ocuparse de la seguridad del lugar.