Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Embajador de Nicaragua informó al FA sobre la situación en su país pero le pedirá una cita a Miranda para darle otra perspectiva

EL OBSERVADOR |

El presidente del FA había cuestionado la política del gobierno de Daniel Ortega; los enfrentamientos en ese país dejaron más de 200 muertos

Por tercera vez desde el 18 de abril, el gobierno de Nicaragua reanudó el lunes el diálogo con los opositores, en busca de una salida a la situación de violencia y enfrentamientos que ha dejado ya más de 200 muertos en el país.

Pero este miércoles el diálogo volvió a estancarse. La Iglesia católica, que oficia de mediador, dice que el presidente Daniel Ortega no responde a la propuesta de adelantar las elecciones mientras que la condición de su gobierno es que los manifestantes cesen la violencia.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitó Nicaragua en mayo para evaluar la situación, y presentó un informe en el que concluyó que el gobierno de Ortega violó los derechos humanos.

Pero el embajador de Nicaragua en Uruguay, Orlando Gómez, dijo en una entrevista con El Observador que el informe del organismo “es totalmente parcializado, sesgado en contra del gobierno” y que “no hay paramilitares”, sino solamente oficiales de Policía actuando en las calles.

Gómez también dijo que pedirá una reunión con el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, para informarlo sobre la otra “perspectiva”, ante el “fuerte cuestionamiento” que la autoridad frenteamplista hizo en el programa Claves Políticas de NSTV.

¿Cómo ve los enfrentamientos entre la Policía Nacional y los paramilitares contra los manifestantes anti gobierno de Ortega?
Lamento que el país, de la noche a la mañana, haya devenido de la paz y relativa seguridad y tranquilidad a un momento de convulsión, con un saldo de muertes que lo sentimos todos los nicaragüenses, estemos o no en el gobierno. Eso es lo fundamental. Lamento lo que, en términos de estabilidad y de avance en materia económica venía teniendo el país y las cifras de aproximadamente US$250 millones en pérdidas, quizás un poco más. Es un golpe contundente que nos afecta, no solo al gobierno, sino a todo el país indistintamente del punto ideológico en el que se encuentre.

¿Por qué el gobierno de Ortega optó por reprimir con violencia, con el uso de armas de fuego?
Los manifestantes que, supuestamente, se expresan pacíficamente en la calle, no son tan pacíficos, porque llevan en el devenir de sus marchas fuerzas de choque, que incluso provocan muertes dentro de sus mismas filas. Se dan confrontaciones en las cuales la Policía intenta ejercer determinado control pero que es repelida o atacada por jóvenes que los ves en los videos que pasan encapuchados usando armas no letales, pero que son morteros que son tan mortíferos como cualquier otra arma, o armas que utilizan balas de fusiles de guerra.

¿No cree que el gobierno de Ortega está violando los derechos humanos al intervenir mediante la fuerza?
Esto es relativo. Porque un gobierno, o un Estado que en determinado momento ve que su territorio está siendo producto de un proceso de desestabilización interna tiene la obligación de intentar controlar ese orden interno. Luego piden que venga la CIDH. En el contexto del diálogo, el gobierno acepta la presencia de la CIDH y el informe que hace es totalmente parcializado, sesgado en contra del gobierno. No aparece una visión de todos los factores de los que hemos sido víctimas como gobierno, sino que todo está cargado a la contraparte.

¿Por qué aún no se ha tratado en la mesa de diálogo el tema de llamar a elecciones anticipadas?
Porque para poder negociar y hablar de esos temas tenés que tener un clima de paz. ¿Cómo vas a montar un proceso electoral sobre la base de un país en caos? Eso primero.
Segundo, hay que recordar que una de las cosas que cuestionan y que ha servido como pretexto para llegar a este punto es que el Consejo Supremo Electoral está manipulado por los sandinistas, por el presidente, que es fraudulento, etc. El gobierno Nicaragua tiene firmado un acuerdo con la OEA que va a permitir reformar el sistema electoral; supervisado por ese organismo y con un cronograma que está funcionando.Tenemos, como gobierno, la voluntad de que la solución del conflicto sea por la vía del diálogo y siguiendo el orden constitucional del país.

Más allá de todos estos trámites y estos tiempos que conllevaría convocar a elecciones anticipadas, ¿cree que son necesarias?
No. El planteamiento de que hay que hacer elecciones anticipadas es de la oposición.

¿Cree que es un gobierno democrático el que lidera hoy Ortega en Nicaragua?
Sí. Este es un régimen democrático. Una Asamblea Nacional con participación de los partidos políticos que tienen vigencia en el escenario político nacional. Elecciones cada cinco años.

Pero Ortega estableció la reelección presidencial indefinida, la eliminación de la segunda vuelta y la destitución de 28 diputados opositores del Consejo Supremo Electoral, ¿esto no se aleja un poco de lo que es un gobierno democrático?
Nicaragua no es el único país que tiene la continuidad indefinida en la reelección de un presidente. Alguien mencionó hace un tiempo que cuántas veces se ha reelegido a Ángela Merkel en Alemania. ¿Cuántas veces puede reelegirse un presidente en Estados Unidos? Dos.

¿Y la destitución de los 28 diputados opositores?
Esos son factores manipulables, porque la destitución de esos diputados se debe a problemas internos de sus propios partidos. No del frente sandinista, no del gobierno, sino que se debe a incoherencias e ineficiencias de los dirigentes de esos propios partidos y de los pleitos entre esas cúpulas. Entonces se dice que como la Corte Suprema de Justicia intervino porque al gobierno le interesaba.

¿Cuál es la postura del gobierno sobre la solicitud de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que reúne a grupos de la sociedad civil, de que los poderes se separen del Estado?
Los poderes están separados. Pero lo que ellos quieren decir cuando hablan de independencia de los poderes del Estado no es otra cosa más que poder tener miembros en esos poderes.
Que venga la CIDH, que venga un grupo de expertos independientes, está bien. Llegó otro grupo antes de ayer que se llama Mecanismo de Seguimiento a la Situación de Nicaragua. Y estos dos grupos van a encargarse de convencer a esta gente (los opositores). Esta gente solo te habla de que estos grupos llegan para desaparecer a los paramilitares del gobierno. Pero no hay paramilitares. A quienes ellos se han estado enfrentando es a la Policía.

¿No hay paramilitares?
No hay paramilitares. Lo que la Policía tiene son oficiales, y oficiales de operaciones especiales, la Policía de Tránsito y los que salen a una faena de combate.

Pero la CIDH dijo que hay paramilitares. ¿Cree que miente?
Estos llegaron cuatro días, hicieron un informe y se fueron a presentarlo a Washington. Es lo que a ellos les interesa oír. Pero no han hecho una investigación a fondo. No hay ninguna fuerza paramilitar que esté actuando.

En Uruguay, el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, se pronunció ayer sobre este tema en una entrevista en NSTV y dijo: “Tengo un fuerte cuestionamiento a la política llevada adelante por el presidente Ortega”. ¿Qué piensa sobre estos dichos?
No voy a pronunciarme porque voy a solicitarle, en las próximas horas, una entrevista personal al presidente del Frente Amplio para informarle de todo lo que ha acontecido. Es evidente que lo que yo he informado a través de Comisión de Relaciones Internacionales del Frente Amplio no le ha llegado a él. Yo he concurrido a esa comisión a informar de estos acontecimientos porque tenemos relaciones diplomáticas con el Estado uruguayo. También el gobierno está informado, además de que el gobierno está en la OEA, donde hemos estado viendo estos temas. Pero aparentemente el presidente del Frente Amplio está informado solo desde una perspectiva. Voy a pedirle una cita para informarle desde nuestra perspectiva.