Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Ellas y ellos marcharon, porque “quienes luchan por separado, son vencidos juntos” [se consultó a la Psic. Susana González]

LA REPÚBLICA |

https://www.republica.com.uy/ellas-y-ellos-marcharon-porque-quienes-luchan-por-separado-son-vencidos-juntos-id700269/

Cientos de miles de mujeres, hombres, niños y personas mayores, marcharon este viernes por la Av. 18 de Julio en el marco del Día Internacional de la Mujer, llenando de reclamos, a través de pancartas y cánticos, esta jornada de reflexión que busca que se avance en la concreción de la igualdad y en el cambio de un modelo hegemónico, patriarcal y cultural, en pro de una sociedad uruguaya más justa y democrática.

Fueron varios colectivos que hicieron parte de esta manifestación, la que fue encabezada y organizada por la Coordinadora de Feminismos del Uruguay, y contó con el apoyo, de entre otros, de la Intersocial Feminista.

También se hicieron presentes en la marcha, representantes de todos los partidos políticos, destacándose una presencia de integrante del Frente Amplio, entre ellos el expresidente José Mujica y la actual vicepresidenta Lucía Topolansky, así como los precandidatos del partido del gobierno.

La marcha, que fue en la tarde de ayer, se dio en el contexto de un paro parcial del PIT-CNT que se inició a las 16 horas, y de una huelga de mujeres.

La multitud partió a las 18.30 horas desde la plaza de Cagancha y arribó a la explanada de la Universidad sobre las 19.30, donde integrantes de la Coordinadora leyeron a voz alzada y de manera colectiva su proclama, bajo tres principios básicos: lucha, de paro y de resistencia, y llevaron a cabo su significativo “abrazo caracol”.

En tanto, la frase que encabezaba la consigna fue “huelga feminista. Memoria de lucha, día de paro, tiempo de rebelión”.

Consideran que están en “huelga feminista”, por lo que sostienen que “la cultura de la violación está para disciplinarnos. Nos remarca que las calles no son nuestras, que las noches no son nuestras. Nuestros hogares tampoco son nuestros si en ellos también nos violan”.

Además, la Coordinadora instó a que a la hora de enfrentar la violencia machista deben separarse de lo que se denomina “lógica del miedo”, y señalaron que “sabemos que no es un asunto de soluciones punitivas, ni de aumento de penas, ni privación de libertad. No alcanzan las leyes si la justicia es patriarcal”.

Sumaron una denuncia por la desaparición, en manos de la trata y la explotación sexual, de mujeres, niñas, adolescentes “y otros cuerpos feminizados”.

Concluyeron invitando a resistir “ante todo discurso odiante, biologicista, moralista, racista y fundamentalista” y advierte: “Tiemblen que las brujas hemos vuelto”.

Más temprano, en la Plaza Libertad se realizaron varias intervenciones urbanas, las que comenzaron a la hora 12 y se desarrollaron durante toda la tarde.

Y esto fue lo que pasó en Montevideo, pero no olvidemos que lo mismo, a escala, sucedió en todo el país, ya que la lucha de las mujeres no se da sólo en la capital, recordaron algunas activistas a LA REPÚBLICA

“Ante el fascismo más feminismo”
En tanto, la Intersocial Feminista, que es un grupo que reúne a más de una veintena de organizaciones, entre las que se destacan, entre otras, el PIT-CNT, Fucvam, Amnistía Uruguay, Ovejas Negras o Cotidiana Mujer, que la semana pasada presentó un documento a todos las precandidatas y precandidatos convocándolos a asumir un compromiso en temas centrales de la agenda de derechos y de género, enarboló por 18 de julio su proclama, en la que convocaba a parar y marchar, bajo la consigna: “Ante el fascismo más feminismo”.

Recordemos que la Asamblea General de Naciones Unidas, en diciembre de 1977 proclamó al 8 de marzo como el “Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional”, recordando la lucha de las mujeres trabajadoras de la industria textil de Nueva York, Estados Unidos, así como otros tantos episodios de lucha por los derechos de las mujeres.

El hecho que se repitió este año y que nuevamente fue rechazado por la casi totalidad de las mujeres, fue la vandalización de la facha de la iglesia del Cordón, ubicada en 18 y Vázquez.

Caminar juntos, mujeres y hombres
“Quienes luchan por separado, son vencidos juntos”, con esta frase de Tácito inició su reflexión acerca del 8M la psicóloga, pedagoga, acompañante de procesos educativos y formativos, y católica Susana González Rea.

La profesional dijo a LA REPÚBLICA que “en estos tiempos de cambios culturales profundos, todos habitamos y construimos la misma sociedad y la deseamos más justa. De ahí que todos estamos llamados a comprometernos en el ejercicio de una ciudadanía participativa, social y política que empodere a las mujeres y promueva la equidad. En esto tenemos importantes temas pendientes…. a la vez que bastante camino andado.

Las mujeres a menudo luchamos por los mismos derechos y oportunidades que para los hombres ya están dados, y esto marca las trayectorias históricas de la sociedad y las trayectorias vitales concretas de cada una de nosotras. Aspiramos a una justa igualdad que reconcilie las diferencias. La discriminación de las mujeres nos compete a todos/as para movilizar conciencias, sensibilizar, dignificar, derribar estereotipos y modelos, y visibilizar el dolor de muchas mujeres en nuestros entornos. Estamos llamados/as a afirmar la dignidad, los derechos y las oportunidades de las mujeres uruguayas, como mediadoras privilegiadas para la transformación social de nuestro país, desde un horizonte que sea verdaderamente inclusivo.

Como mujeres queremos colaborar decididamente en la transformación de aquellas estructuras androcéntricas que persisten en nuestra sociedad y en muchas de las instituciones de las que formamos parte. La educación y la capacitación de todos -mujeres y hombres- es elemento urgente y esencial para caminar hacia una sociedad que se construye con igualdad y equidad.

El 8M dinamiza nuestra energía y enfoca nuestra mirada con horizonte a la vez universal y local. Nos invita a sumarnos a iniciativas de reivindicación de los derechos de la mujer que se manifiestan siempre y en todos lados de manera diversa y con una voz plural: en sus modos, enfoques y estilos, y que nos invitan muchas veces a un análisis crítico. Pero por encima de todo nos movilizan y nos amalgaman en una causa común que sólo avanza si mujeres y hombres somos capaces de caminar JUNTOS, en reciprocidad y con paso decidido.

Es ‘nuestra hora’, como dice un poema de Pedro Casaldáliga: ‘Es tarde, pero es todo el tiempo que tenemos a mano, para hacer el futuro. Es tarde, pero somos nosotros, esta hora tardía. Es tarde, pero es madrugada, si insistimos un poco’”.

Nuestro norte es la igualdad
Por su parte, la senadora del FA y secretaria general del Partido Socialista, Mónica Xavier manifestó que “estas son jornadas para reflexionar, para encontrarnos, para proponernos nuevos avances. Sin dudas la lucha es contra el patriarcado que es sinónimo de desigualdad, de violencia. Las pautas culturales son modificables, por tanto, la discriminación, esa actitud muy naturalizada en muchas actividad, debe ser alterada. La brecha salarial para tarea de igual valor significaría que las mujeres sobre los últimos meses del año sería que trabajamos pero no cobramos más. Eso es recibimos el 80% del salario de un hombre para la misma tarea. La presencia de las mujeres en l directorio de espacios privados, como son las empresas o los gremios, es baja. En el Parlamento no alcanzan al 20%. Tenemos si una enorme concentración en el trabajo no remunerado. Allí las mujeres aportamos decididamente. Como estamos en una fecha que convoca a la lucha, hay que buscar que mas derechos sean traducción de igualdad de oportunidades en salud, trabajo, vivienda, educación. Es muy importante mostrar que estamos juntos, dispuestas a seguir luchando y que nuestro norte es la igualdad”.

Juntos para lograr la solución
Ya la docente, inspectora y exdirectora de Secundaria, Celsa Puente señaló que “cada vez más y de más variadas edades y lugares somos las mujeres tomamos las calles. Me enorgullece ver como han cambiado las cosas en los últimos años, ya que en el comienzo éramos poquitas. En este momento hay una convocatoria fuerte y se está profundizando de verdad en términos de igualdad” y añadió que “estoy de acuerdo con la participación de los hombres en las marchas, aunque no deben hacer paro, sino que debe ser exclusivo de las mujeres. Precisamos de nuestros compañeros, hijos, hermanos, amigos, porque el cambio lo vamos a hacer si realmente estamos todos juntos y dispuestos a cambiar la matriz social de nuestra sociedad. Este es un tema que protagonizamos las mujeres, pero que no lo vamos a solucionar solo nosotros. Tenemos que ser convocantes y apostar por un cambio verdadero, profundo, fundacional. Es fundamental señalar el trabajo hacia la igualdad, la paridad y sobre todo el respeto a los vínculos para que no se produzcan más situaciones de violencia”