Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios El sistema político no quiso quedarse afuera de la “locura” Celeste

ECOS. LA |
http://ecos.la/9/actualidad/2018/06/15/24293/el-sistema-politico-no-quiso-quedarse-afuera-de-la-locura-celeste/

Varios partidos, autoridades e instituciones se sumaron al triunfo de la Selección. En algunos casos, con un claro fin proselitista.

Para la mayoría de los uruguayos, el fútbol es más importante que la política. Así lo demostró una investigación, publicada la semana pasada, por las Facultades de Ciencias Sociales y de Psicología.

Los datos mostraron que para el 44% de la población, el deporte es muy o bastante importante en sus vidas, frente al 40% que indicó lo mismo con respecto a la política.

Los integrantes del sistema partidario parecen tenerlo muy claro. Tanto en las instancias previas como durante y después del partido entre Uruguay y Egipto, se dedicaron a alentar por distintas vías a la “Celeste”. Algunos, sin embargo, no pudieron evitar intentar capitalizar el éxito del Selección para sus intereses.

Instantes antes del inicio del juego, el Movimiento de Participación Popular (MPP) difundió un breve video en sus cuentas de las redes sociales. Allí el sector trazó un paralelismo entre el proceso liderado por Óscar Tabárez y y el encabezado por el Frente Amplio a partir de 2005.

El video comienza a una referencia de lo que, en su visión , era Uruguay antes de la llegada de Tabárez y de la izquierda.

“Corriendo desde atrás, apelando al gol en la hora, jugando sin ideas, sin proyectos, por intereses ajenos”, se afirma. La voz aparece intercalada con imágenes de los gobiernos blancos y colorados. También de la reciente reunión entre Julio María Sanguinetti, Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga.

“Nos fuimos quedando sin sueños”, continúa el mensaje, mientras se cita la portada de un diario con la noticia, nunca confirmada, de los “niños que comían pasto” en Bella Unión durante la crisis de 2002.

Luego de esa referencia, las imágenes en blanco y negro dejan paso al color. “Hasta que un día plantamos la bandera de la utopía, allá en el horizonte” se asegura, mientras se recuerda el triunfo del Frente Amplio en 2004 y la asunción de Tabaré Vázquez de su primer gobierno.

Un hecho que ocurrió un año antes del inicio del proceso Tabárez.

“Aquel horizonte en el que habitaba un país de derechos, de garantías, de oportunidades. Y empezamos a caminar” se afirmó, al tiempo que se mencionaban la despenalización del aborto, una fábrica en pleno trabajo y los parques eólicos.

Las imágenes dejan paso a una gran bandera uruguaya, cuando el video llega a su fin.

“Hoy nuestro horizonte es otro. Aún queda por construir el país que soñamos, el de un Uruguay campeón del mundo en todas las canchas”, concluye.

Axé Celeste

El dirigente comunista Óscar Andrade también apeló a marcar el “antes y el después” del proceso Tabárez, optando en su caso por destacar la importancia del entrenador.

“De ser cuatro veces campeones mundiales a sufrir. Desde las semifinales de México 70 al Mundial de Sudáfrica, cuarenta años de frustraciones” recordó, para dar paso a las estadísticas. “De nueve mundiales que se jugaron en ese período quedamos eliminados de cinco. En los cuatro que clasificamos, jugamos 14 partidos y solo ganamos uno”, señaló.

Para Andrade, todo cambió en la era Tabárez.

“Vamos por el tercer mundial al hilo, volvimos a semifinales, llegamos a ganarle a selecciones como Italia e Inglaterra, la unidad y el compromiso de estos jugadores emociona”, aseguró.

Andrade destacó que, a la cabeza de este proceso, está un director técnico en situación de discapacidad. “Qué golazo cuando a todas las personas en situación de discapacidad las miremos sin prejuicios”, dijo. “Hay que animarse”.

Desde otros sectores del Frente Amplio también hubo aliento para la “Celeste” ante el partido con Egipto.

“¡Vamos arriba Uruguay¡”, fue el grito de la Lista 711 liderada por Raúl Sendic, que acompañó su deseo con la reconocida imagen del sol y las nubes formando la bandera uruguaya en en cielo.

“¡Axé Celeste¡”, deseó la diputada de ese sector, Susana Andrade que también es mae de santo de Umbanda.

Políticamente correcta, la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, felicitó el “buen juego egipcio” y sostuvo que la Selección, con un mejor segundo tiempo, fue una justa ganadora.

El saludo de Kechichian, reconocida hincha de Defensor Sporting, ante el gol de José María Giménez, fue motivo de una broma del ex vicecanciller Luis Porto.

“¡Qué lindo ver una tuerta gritar un gol que nació en la Curva de Maroñas¡”, le contestó Porto, hincha de los de la Franja.

La subsecretaria de Desarrollo Social, Ana Olivera, la directora de ese ministerio, Eleonora Bianchi, el titular de Derechos Humanos, Nelson Villarreal, y el consejero de Primaria, Pablo Caggiani, optaron por concurrir a la Escuela Pública de Casavalle.

Allí se instalaron dos pantallas gigantes para que los alumnos, padres y vecinos del barrios vieran en vivo el partido entre Uruguay y Egipto.

“Una pasión que nos convoca con energía positiva, ojalá contagie otras dimensiones para la convivencia entre los uruguayos y en respeto a otros pueblos”, dijo Villarreal.

De blanco y con triunfo

La oposición se sumó a la fiesta. En algunos casos, también con referencias políticas.

“Los milagros de la Celeste. Durante 90 minutos en Uruguay no habrá hurtos, rapiñas ni homicidios”, aseguró el diputado nacionalista Alejo Umpiérrez (Todos).

El uniforme alternativo utilizado por la Selección Uruguaya fue resaltado por los jóvenes del Partido Nacional. “De blanco y triunfo, presagio de victoria”, se aseguro desde su cuenta.

Entre los colorados, el más entusiasta fue el diputado Tabaré Viera. “El sol brilla sobre nosotros. ¡Arriba Uruguay¡”, se deseó desde su sector, Espacio Abierto.

“Uruguay nomás”, fue la breve referencia del senador Pedro Bordaberry.

“Enorme Uruguay. Triunfo sufrido y soñado. Estamos en carrera”, se limitó a señalar el economista y probable precandidato presidencial colorado Ernesto Talvi.

La Iglesia Católica Uruguaya no fue ajena a la celebración del triunfo de la Selección.

“¡Con alegría celeste, celebrando con el nuevo obispo de Maldonado¡”, dijo el cardenal Daniel Sturla, que vio el partido con el recientemente designado Milton Tróccoli.

La institución apeló a una frase del papa Francisco pare resaltar lo logrado por esta selección.

“Los grandes objetivos , en el deporte como en la vida, los logramos juntos y en equipo”, aseguró la Iglesia, que sumó en Twitter al hashtag “LocuraCeleste”.

Montevideo Celeste

“Con el comienzo del Campeonato Mundial de Fútbol y con toda la esperanza puesta en la Selección Uruguaya, Montevideo se puso celeste”, aseguró la intendencia capitalina, que se puso a tono con la “fiebre” por el seleccionado.

La administración realizó intervenciones urbanas en seis puntos de la ciudad que “agregan color y suman identificación de montevideanos y montevideanas al plantel que nos representará en Rusia”, se afirmó desde la comuna.

Lo más significativo fue el David, “esperando equipado” el debut del equipo de Tabárez. También las “Letras de Montevideo”, el ícono ubicado en la Rambla de Pocitos, paso a lucir colores a tono con la camiseta celeste.

La Puerta de la Ciudadela y el Palacio Legislativo se convierten por las noches en “faros testigos de la esperanza compartida” mediante una iluminación especial.

También las “cebras” ubicadas frente al Parlamento, al Estadio Centenario y en el final de la Peatonal Sarandí fueron repintadas para señalar “la ruta que desde hoy transitamos con toda la fe puesta en el equipo que nos une”, se subrayó.