Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios El regreso al pago del cura que fundó 16 capillas rurales

EL PAÍS |

Cerro Largo: Javier Mori, inspirador de la cruz del Papa

53ffbd2ab88a0

La diócesis de Melo recuerda con gratitud la labor del padre de nacionalidad italiana Javier Mori. A lo largo de 25 años en el departamento, levantó 16 capillas e instaló la llamada “cruz de Cerro Largo” en recuerdo de la visita de Juan Pablo II.

En el año 1963 Javier Mori llegó a Melo desde Italia para dedicarse a trabajar con la comunidad cristiana. Durante su misión en Cerro Largo el sacerdote realizó un gran servicio pastoral a lo largo de sus 25 años de permanencia en Uruguay que hasta ahora se mantiene.

A lo largo de su presencia en la zona, el cura fundó un total de 16 capillas en pequeñas comunidades rurales y centros poblados del departamento.

“Más que las capillas pensaba en la gente, cada vez que levantábamos una pared pensábamos en la comunidad y no en los ladrillos”, dijo. Además de las capillas, la cruz que está sobre el Cerro Largo fue ideada y ejecutada por Javier, el que regresó al departamento de paseo, después de haberse ido definitivamente a su país natal en el año 1989.

Con 77 años, sus manos supieron ayudar a cargar ladrillos, madera y barro para construir capillas en las zonas más distantes de la campaña de Cerro Largo, esos 16 locales no solamente sirvieron para oficiar misa, bautizar o casar, sino que aún tienen todo un valor social.

“Allí las comunidades realizaron muchas actividades por sus zonas a las que hoy, 25 años después, regreso de Italia a Cerro Largo y recorriendo esas poblaciones veo que han cambiado para bien” recordó Javier.

“Hay que motivar a que la gente del campo se quede, y la labor de la Iglesia puede ser fundamental”, dijo.

La primera capilla.

“La hicimos con ayuda de los vecinos, fue hecha de terrones y barro, yo mismo trabajé ahí”, dijo. Recordó que antes de tener capillas “nos reuníamos con la gente en casas de familias que nos prestaban sus patios o sus salas, hablábamos de los problemas de la zona y rezábamos y oficiábamos misa y hasta bautizábamos, pero después fue creciendo tanto que fue la necesidad de tener un lugar propio lo que nos llevó a conseguir ladrillos, mano de obra de los propios vecinos y construir las capillas que hoy tenemos”.

En ese sentido, el sacerdote dijo que esa tarea sirvió de mucho. “He creado tantas relaciones humanas que hasta ahora las recuerdo, la gente de campaña es especial, se bajan de sus caballos, me recuerdan y saludan. Eso es muy grato pese a que hace ya 25 años que me fui de Uruguay, me conocen y me aprecian”, agregó.
Sus obras.

En Centurión se levantaron tres capillas; en la zona rural de Las Cañas, Granja Palleiro, Bañado de Medina, en Barrio Mendoza en Melo, en Arbolito, Micaela, Rincón del Rey y Colonia Orosco se mantienen intactos los humildes edificios.

El 20 de marzo de 1988 se realizó una “caminata penitencial” al lomo del Cerro Largo para inaugurar la cruz que por iniciativa del padre Mori, había sido instalada apenas diez días antes en un terreno cedido por la familia Viñoles.

La Intendencia realizó mejoras en el camino de acceso y voluntarios pusieron su esfuerzo para levantar la cruz de 13 metros de altura y 6 metros de ancho, realizada en hierro soldado con chapas galvanizadas.

El 8 de abril de 1988 el papa San Juan Pablo II la bendijo desde el aire cuando en el avión vino a Melo. Javier, en el año 1989 abandonó Uruguay y regresó a Italia. Esta semana, luego de 20 días de vacaciones en Cerro Largo volvió a Italia.