Iglesia al día

" “Dios tuvo un sueño para San José… le has preguntado ¿qué sueño tiene para ti?” "
Mes vocacional 2021

La Iglesia en los medios El primer hogar de las familias sirias (Complejo de los Hermanos Maristas)

LA REPÚBLICA |

COMPLEJO LOS MARISTAS EN EL KM 16 DE CAMINO MALDONADO

Estarán en el lugar menos de dos meses hasta ser realojados

Maristas

Mientras una delegación de Uruguay, encabezada por el secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Javier Miranda, comienza esta semana en El Líbano una serie de reuniones y contacto con integrantes de las primeras familias sirias que arribarán a Uruguay, en nuestro país se aguarda con ciertas expectativas el primer contingente que llegará en setiembre.

Ese primer grupo serán 40 personas, mayormente mujeres y niños que surgirán de los 167 que ya fueron preseleccionados por Acnur (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados) y que tras esta visita uruguaya la lista quedará reducida a 120, número final que terminará llegando a Uruguay en febrero de 2015.

Acá en nuestro país se siguen ajustando detalles fundamentalmente en lo que tiene que ver con el lugar donde serán alojados, el Complejo Marista San José, casa de retiro de los religiosos, en el kilómetro 16 de Camino Maldonado.

La construcción, está ubicada en el medio de un complejo de 15 canchas, tiene capacidad para 108 personas, tiene habitaciones individuales, hay una zona de habitaciones para dos, tres y cuatro personas, cada una con su baño, además de dos habitaciones grandes que tienen capacidad para 30 personas cada una.

La casa tiene, además, amplios salones de usos múltiples, una barbacoa y una capilla rodeada de un amplio jardín y gran vegetación que está perfectamente cuidado, aunque hay que señalar que allí se desempeña una intensa actividad deportiva cada fin de semana, ya que las canchas son utilizadas casi en su totalidad, lo que obliga de pronto a reforzar el cuidado de varios sectores, entre ellos el de juegos infantiles, bastante deteriorado asi como algún otro lugar que necesita alguna reparación. De todos modos pese a lo amplio del lugar, las familias sirias serán alojadas en un determinado sector, cuidado, cerrado y con varios perros que intimidan a cualquiera que se arrime a ese lugar como nos ocurrió en el momento de realizar las fotos.

Actualmente viven allí los caseros y la congregación usa el lugar para retiros, campamentos y jornadas con alumnos de distintos colegios. La congregación además tiene previsto un espacio para destinarlo a huerta primera actividad laboral ya que uno de los requisitos solicitados previamente es que cada núcleo familiar tenga al menos una persona con capacidad de trabajo.

“Nosotros prestamos las instalaciones y estamos generando proyectos que nos pidió presidencia; uno de inmersión cultural y otro de recreación para niños. También pidieron un proyecto de huerta”, dijo Juan Achard integrante del equipo ejecutivo de Maristas.

Acá en este Complejo será su primer destino, pues dos meses después serán realojadas en algún otro lugar.

Según nos explicaron desde Los Maristas las 120 personas recibirán clases de idioma español y serán educados sobre la sociedad uruguaya. Se buscará que los menores puedan insertarse en las escuelas públicas, aunque hay centros privados que también se pusieron a las órdenes y por su parte la comunidad árabe de Uruguay y otros actores privados ya manifestaron la voluntad de ofrecer puestos de trabajo a los sirios.

Dato
“El conflicto en Siria comenzó hace más de tres años. Hay 10 millones de personas afectadas y 6,4 millones de desplazados de sus hogares. Casi 3 millones viven como refugiados en países cercanos”.

Mañana comienza la preselección de los primeros 40

La delegación uruguaya que viajó a El Líbano la componen además de Javier Miranda como ya mencionamos, Lorena Placencia, asesora del Ministerio del Interior, Susana Mangana, asesora del ministerio de Relaciones Exteriores, Juan José Calvo, gestor del programa de reasentamiento de la Secretaría de Derechos Humanos, y Susana Novaro, integrante de la CORE en representación de la sociedad civil. El domingo en tanto tenía previsto viajar el actor uruguayo Osvaldo Laport, embajador de Buena Voluntad de Acnur, que viaja para conocer de cerca el impacto de la crisis siria. El uruguayo ya ha viajado en otras ocasiones, aunque a Congo y a la frontera entre Ecuador y Colombia.

La embajadora de Uruguay en El Líbano Dra. Marta Inés Pizzanelli señaló que estaba en contacto permanente con la Agencia de la ONU para los Refugiados – Acnur, y con la Organización Internacional para las Migraciones y confirmó que las entrevistas con los familiares de los refugiados sirios interesados en viajar a Uruguay comienzan el lunes y se realizarán en la embajada. Se desarrollarán durante cuatro días y el viernes se estará finalizando el trabajo.

La iniciativa del gobierno uruguayo es vista con buenos ojos por las agencias internacionales que brindan ayuda humanitaria en los refugios sirios. Por ejemplo Najwa Mekki, la portavoz de Unicef en Nueva York, que trabajó en refugios en Jordania y Turquía, dijo que la situación es “tan horrible” que todos los gobiernos “deberían hacer algo”.

“Esta en nosotros, los Maristas el deber de abrirles las puertas y ser solidarios y humanitarios con personas que hoy necesitan cobijo. Hemos compartido el proceso que se viene haciendo y nuestras posibilidades de colaboración”, expreso por su parte el Hno. José Kuhm encargado general de este Complejo donde estarán las familias sirias.

OPINIONES
En el barrio hay “expectativa”

Hicimos un breve recorrida por el barrio, por los alrededores para dialogar con algunos vecinos, que si bien no saben demasiado, de todos modos sostienen que es una “buena actitud del gobierno”.

Para Doña Blanca, de 64 años dice que “no sé mucho del tema, solo lo que dicen los informativos pero sabemos que serán niños y madres, así que está bien que puedan venir a Uruguay”.

A juicio de Carmen de 42 años “no está bien que alguien diga si pueden venir o no. Creo que el tema es más humanitario y son familias destrozadas por una guerra, no sé si justa o no, pero hay familias destrozadas y creo que tienen una oportunidad acá en este país”.

Pedro de 52 años dice “no sé, habrá que ver pero creo que a nosotros en el barrio no nos afecta para nada. Es a Los Maristas que vienen y llegan como llegan otras excursiones y grupos. Así que supongo estará bien”.