Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu El Prepósito General de la Compañía de Jesús visitó Uruguay

42877157664_bf4e20e738_h-e1532548361916

Misa en la Parroquia Sagrado Corazón/ Fuente: Alberto Pígola para Jesuitas en Argentina y Uruguay/ ICM

El Domingo 22 llegó a Uruguay el Prepósito General de la Compañía de Jesús, P. Arturo Sosa Abascal sj, en el marco de su visita a la Provincia Argentino – Uruguaya que se extendió hasta el sábado 28 de julio.

En su primer día en nuestro país, el P. Sosa Abascal presidió una Misa en la Parroquia del Sagrado Corazón (Seminario), luego de reunirse con laicos ignacianos en el Colegio Seminario.

En su homilía invitó a asumir en la vida cotidiana la sensibilidad del pastor que conoce a las ovejas y que las cuida y así cuidarse unos a los otros. Animó, asimismo, en las grandes obras que se emprendan a tener el amor para reconciliarse.

A la mañana siguiente, el Superior General de los jesuitas visitó la Universidad Católica del Uruguay (UCU), institución de la Conferencia Episcopal del Uruguay confiada a la Compañía de Jesús.

En una conferencia ofrecida a la comunidad académica, el P. Sosa Abascal subrayó que “la universidad debe ser un proyecto de transformación que ayude a generar vida a toda la sociedad”.

Por la tarde visitó la organización Fe y Alegría, en tanto que en la noche presidió la Eucaristía en la Parroquia San Ignacio de Loyola, en la que P. Ignacio Rey Nores hizo los últimos votos y se incorporó definitivamente a la Compañía de Jesús. Desde el martes 24 las actividades de la visita a la provincia continuaron en Argentina.

“Ovejas sin pastor”

En la Misa presidida por el Superior General de la Compañía de Jesús el Domingo 22 concelebraron más de una decena de sacerdotes, así como familias, alumnos y exalumnos vinculados a la Compañía.

En el comienzo de la homilía compartió su alegría por la posibilidad de celebrar la Misa con la familia jesuita del Uruguay. Recordó que esta etapa de su viaje comenzó en España y continuó por Bolivia y Argentina. Y destacó el encuentro “con hermanos de todas partes” y “la experiencia muy bonita de lo que somos como Iglesia”.

Al comentar el Evangelio del domingo, el Padre General sostuvo: “Jesús se impactó de observar al pueblo. Yo creo que si nosotros abrimos los ojos sucede algo parecido; podríamos conmovernos por las situaciones que viven tantos millones de nuestros hermanos y hermanas, que andan como ‘ovejas sin pastor’”.

Destacó que esa imagen del pueblo que andaba como “ovejas sin pastor”, usada por Jesús, “va a dar muchas vueltas en la vida de la Iglesia” y a ese tema quiso referirse desde su experiencia personal.

Explicó que como hombre de ciudad, nacido en Caracas, capital de Venezuela, no tenía una experiencia directa de lo que significaba la relación del pastor con su rebaño. Relató que fue en su vida de comunidad donde conoció a un sacerdote jesuita, oriundo del País Vasco, que antes de entrar a la Compañía había sido pastor de ovejas en su tierra natal.

Fue en ese diálogo con este sacerdote que comprendió lo que significaba esa relación entre el pastor y las ovejas,”como eso marca la vida de las personas. El pastor realmente da la vida por sus ovejas”. Y destacó que en ese día a día de trabajo del pastor y su rebaño se da un conocimiento mutuo: “el pastor conoce a sus ovejas y las ovejas lo conocen a él”.

Para el el Padre General cuando Jesús percibe que el pueblo está como oveja sin pastor, “está haciendo una crítica a las relaciones que establecemos entre nosotros. Dice: ‘no nos estamos comportando como seres humanos, sino como extraños, no como hermanos y hermanas’”. “En definitiva, que la relación propiamente humana, esa que Dios quiere, está rota y que hace falta restablecerla” agregó.

Cuidarnos los unos a los otros

También se refirió a la lectura del profeta Jeremías: “¿Quién es el pastor que abandona esas ovejas? Somos nosotros. Ni en la Humanidad, ni en la Iglesia, hay algunos que sean ovejas o algunos que sean pastores, la comparación no es esa. La comparación es que el pastor conoce a las ovejas y las cuida, así ustedes se deben cuidar. La crítica es que no nos cuidamos como es debido, porque establecemos una relación que no es fraterna, que no es humana”.

Además, explicando el texto de la Carta de San Pablo de la segunda lectura, dijo: “Jesús viene a romper ese muro que separa a los seres humanos que es el odio. Vino a reconciliarnos, que es lo que hace nueva esa relación. Jesús nos indica el camino y el modo; dar su vida”. Y añadió: “Este dar la vida refleja esta relación del pastor con sus ovejas. Por eso la relación de la Iglesia se llama pastoral, porque propicia restablecer esa relación”.

El P. Sosa, señaló que la Compañía de Jesús en su última congregación general “definió su misión como contribuir como compañeros de la mayor y mejor manera posible en la acción de reconciliación y de justicia”. Y llamó a todos los presentes a pedirle al Señor “tener la sensibilidad que tiene el pastor con sus ovejas. Para que nosotros en nuestro actuar cotidiano, y en las obras grandes que emprendamos, tengamos siempre ese amor para reconciliarnos”.

Sobre el final de la celebración Eucarística bendijo una imagen de San Ignacio de Loyola.

Trabajo en red, innovación e internacionalización

visita_padre_general_2018_n2

Imagen de UCU

En la conferencia que el P. Sosa Abascal que brindó a la comunidad académica de la UCU el lunes 23, planteó la importancia de la utilitad -uno de los pilares del paradigma Ledesma-Kolvenbach- que implica estar atentos a generar conocimiento útil para resolver los problemas de nuestros tiempos. En particular, el Prepósito General planteó la importancia de lograr una incidencia real de la propuesta educativa en la transformación social.

Desde su fundación, la Compañía de Jesús piensa y lleva adelante propuestas innovadoras en educación, sostuvo el Padre General, quien destacó las características distintivas de la labor educativa de los jesuitas: el trabajo en red, la internacionalización y la apertura a las innovaciones científicas y académicas, todos aspectos que han sido claves en la historia educativa de la Compañía.

Previo a su conferencia, el P. Sosa Abascal participó de una sesión del Consejo Directivo ampliado con vicerrectores, decanos y directores de la UCU. La visita se celebró el día en que se cumplían 30 años de la visita del P. Peter Hans Kolvenbach, S.I., por entonces Prepósito General de la Compañía de Jesús.

En base a crónicas e imágenes de UCU e ICM