Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios El premio al papa que se paga su propio hotel

EL OBSERVADOR | Suplemento O2 |

Valentín Trujillo – twitter.com/valentin_t

La revista Time designó al sumo pontífice Francisco “persona del año”

Hay que reconocer que el nombramiento tiene un grado de estrellato más digno de los escenarios del mundo del espectáculo que de los sombríos espacios de reflexión de una capilla. Pero fue el papa Francisco quien ganó el galardón de “persona del año” elegido por la revista Time de Estados Unidos.

El cardenal argentino Jorge Bergoglio, llamado para el mundo católico como Francisco, obtuvo este reconocimiento luego de competir con personajes como la cantante pop Miley Cyrus, el presidente de Estos Unidos, Barack Obama; el exagente estadounidense Edward Snowden o el multimillonario creador de Amazon (y actual dueño del Washington Post) Jeff Bezos.

Entre la larga serie de argumentos editoriales que manejó la revista se destacan varios aspectos de la figura de Francisco, con señales muy particulares para los fieles católicos como para personas de otras religiones o que se encuentran por fuera del ámbito religioso.

En principio fue el nombre

“El papado es algo misterioso y mágico: transforma a un septuagenario en una superestrella mientras que revela casi nada sobre el hombre en sí mismo. Y aumenta la esperanza en cada rincón del mundo, una esperanza que nunca puede completarse del todo, porque lo que se puede y lo que se logra es irreconciliable”. Con estas palabras la revista Time introduce a la persona del año.

Desde el mismo 13 de marzo de 2013, cuando se supo de su designación en el famoso balcón del Vaticano, la elección de su nombre papal fue un hecho notorio. Incluso cuando pagó de su propio bolsillo el hotel donde se hospedó en Roma mientras duró el concilio.

“En un instante, se transformó en un nuevo hombre, ahora llamado Francisco, por el humilde santo de Asís”, dice Time. Lo precedieron nueve Píos, 23 Juanes, 14 Clementes y 16 Benedictos, entre muchos otros, pero Bergoglio eligió Francisco, en lo que muchos analistas vieron como un claro mensaje interno a la Iglesia.

En una entrevista con un semanario jesuita luego de asumir el papado, Francisco dijo que veía a la Iglesia Católica como “un hospital de campaña luego de una batalla”.

Time destacó la capacidad del nuevo papa de elevar una mejor percepción del Vaticano en el mundo y captar la imaginación de millones de personas en todo el globo a través de un mensaje de humildad, autopercepción y sin esquivar algunos temas que han sido tabúes para la Iglesia en las últimas décadas.

Time argumentó que mientras Juan Pablo II y Benedicto XVI era profesores de teología, Francisco proviene de otro ámbito, porque “fue conserje, técnico químico y profesor de literatura”.

La revista explicitó algunas posturas nuevas y renovadoras de Francisco en estos meses de papado. Sobre algunos casos de aborto se mostró compasivo, y de los creyentes homosexuales dijo: “Si una persona homosexual es alguien con buena voluntad y está en la búsqueda de Dios, yo no soy quien para juzgarlo”.

Según Time, tampoco esquivó el bulto del rol de la mujer dentro de las estructuras jerárquicas del catolicismo y expresó que hay que repensarlo. También ha dado mensajes de abandonar la opulencia de los palacios del Vaticano para salir a buscar a los fieles donde ellos estén.

Por todo esto y más, Francisco se ganó el título de “persona del año”. Su momento es ahora. Ya habrá tiempo de balances. l

precedentes

En 1962, el papa Juan XXIII se convirtió en el primer pontífice en recibir la distinción de la revista Time como “persona del año”. Su intervención como mediador en la llamada “crisis de los misiles de Cuba” entre Estados Unidos, la entonces Unión Soviética y el régimen de Fidel Castro le valió el nombramiento. En 1994, fue Juan Pablo II el segundo papa nombrado como “persona del año”. El sumo pontífice había hecho fuertes llamados a que los capos de la mafia italiana abandonaran el camino del crimen y la extorsión. Ahora Francisco es el tercer pontífice con este reconocimiento.