Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios El papa pidió a la prensa que evite la «coprolia», «el amor a la caca»

EL OBSERVADOR |
https://www.elobservador.com.uy/nota/el-papa-pidio-a-la-prensa-que-evite-la-coprofilia-el-amor-a-la-caca–20194295337

Además, comparó al aborto con el sicariato, incluso después de una violación.

El papa Francisco reprochó en una entrevista difundida este domingo la «coprofilia», el «amor a la caca, a la cosa sucia» de los medios, incluyéndola como uno de los cuatro pecados a evitar por parte de los periodistas.

El pontífice, interrogado por el programa Salvados de la cadena española La Sexta sobre las «guerras olvidadas» que provocan las migraciones, habló de los rohinyás, la minoría musulmana que huyó de la represión militar en Birmania, calicada de genocidio por los investigadores de Naciones Unidas.

«Hoy casi nadie habla de eso […] Esa es una manera de hacer periodismo que no es justo», lamentó.

Para él, los periodistas deben evitar cuatro «pecados»: la desinformación, la calumnia, la difamación y la coprofilia.

El pontífice definió este último como «literalmente, el amor a la caca, amor a la cosa sucia, a los escándalos», explicó sin dar ejemplos concretos.

Sobre la difamación, Francisco armó que «si vos hace veinte años pegaste un resbalón en la vida […], no te pueden sacar por los medios de comunicación una historia que está superada y bien pagada ya y bien resarcida».

Además, lamentó que «los medios de comunicación tienen tanto poder frente a las masas, frente a la gente, que pueden calumniar impunemente. Además, ¿quién le va a hacer juicio?».

Esta peculiar lista de estos pecados capitales de la prensa formulada por el papa se completa con «la desinformación», es decir: «si dando la noticia, te doy la mitad no más, la otra mitad no la doy».

El aborto y el sicario

Además profundizó en su postura sobre el aborto y dijo que aunque «entendería» la «desesperación» de una chica que ha quedado embarazada en una violación, considera que «no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema» ni tampoco «alquilar a un sicario» para hacerlo.

AFP y EFE