Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios El papa Francisco retorna al “continente de la esperanza”

EL OBSERVADOR |

América Latina. El sumo pontífice argentino inició una gira por Ecuador, Bolivia y Paraguay

Mi deseo es estar con ustedes, compartir sus preocupaciones, manifestarles mi afecto y cercani?a, y alegrarme con ustedes tambie?n”, dijo el papa Francisco en un videomensaje enviado a las tres naciones a las que Juan Pablo II llamó “el continente de la esperanza”: Ecuador, Bolivia y Paraguay. Francisco llegó ayer a Quito para iniciar esta breve gira por América Latina.

En Ecuador, Francisco celebrará misas en la capital y en Guayaquil. En esta última ciudad –la más poblada del país– visitará el Santuario de la Divina Misericordia, pero por razones de espacio no oficiará allí la eucaristía, sino en el Parque de los Samanes.

Según el programa publicado, entre los días 7 y 8, el papa se reunirá con los obispos ecuatorianos, con los representantes de la escuela y la universidad, y con miembros de la sociedad civil. Antes de concluir su estancia, el miércoles 8 visitará la Casa de Reposo de la Misioneras de la Caridad, lugar donde los ancianos, parte de esos desplazados a las periferias existenciales en los que tanto se enfoca el pontífice argentino, encuentran la necesaria asistencia.

El encuentro de cortesía con el presidente Rafael Correa tendrá lugar al segundo día. Aunque políticamente sea un mandatario de corte bolivariano, Correa se define como católico practicante y comparte con la Iglesia el rechazo al “matrimonio” gay y al aborto, así como su defensa de la institución familiar. Además, ha manifestado su simpatía por el trabajo eclesial en la esfera social y ha promovido restricciones al juego, al consumo de alcohol y a una plena legalización del consumo de estupefacientes.

En el infierno de Palmasola

Bolivia es la siguiente estación del recorrido. Francisco llegará al Altiplano en la tarde de miércoles, y del aeropuerto de El Alto partirá en auto hacia el Arzobispado de La Paz. En el camino, hará una parada para rendir tributo al sacerdote jesuita español Luis Espinal, justo en el sitio en que fue asesinado a manos de sicarios del régimen de Luis García Meza, el 21 de marzo de 1980, tres días antes de que le arrancaran la vida a monseñor Óscar A. Romero en El Salvador.

La última actividad del día en La Paz será su visita al presidente Evo Morales, con el que ya se ha reunido en ocasiones anteriores. Tras el encuentro, el papa volará hacia el este, a la ciudad de Santa Cruz, donde desarrollará la mayor parte de su visita a Bolivia.

En las últimas horas se hicieron varios simulacros de seguridad. En tiempo récord, y frente al monumento al Cristo Redentor (donde se celebrará la eucaristía en la mañana del jueves 9), se armó un altar de estilo barroco mestizo, característico de las Misiones de Chiquitos, que son Patrimonio de la Humanidad. Se espera la participación de más de un millón de personas.

Las ediciones de diarios y los espacios noticiosos en la radio y televisión han generado mucha expectativa, y como ya se conoce el recorrido de la comitiva, se hacen arreglos en las fachadas y se alistan banderas. Se ha generado un movimiento mayor al de 1988, cuando Juan Pablo II estuvo en siete ciudades bolivianas, incluida Santa Cruz.

También se apuran los trabajos en los accesos al centro penitenciario más poblado de Bolivia, Palmasola, al sur del centro de la ciudad. Allí, como va siendo su signo distintivo, el papa llevará el mensaje de Cristo a los reclusos. En este llamado “centro de rehabilitación”, en el que los internos viven en inimaginables condiciones, comparten espacio los hijos pequeños de los condenados. En 2013, un artículo de El País describía el horror de una instalación en la que se hacinaban 5.200 presos y 200 menores acompañantes.

“Que Francisco nos traiga paz”

La última parada del sucesor de Pedro será en Paraguay, donde estará entre el 10 y el 12 de julio. La llegada de Francisco a tierra guaraní encontrará un clima evangelizador. La Iglesia ha distribuido unos 100 mil ejemplares del Evangelio de San Lucas “para que la gente que tiene tanta religiosidad popular conozca más a Jesucristo”, según palabras del arzobispo Edmundo Valenzuela.

Entre otras actividades en Paraguay, el papa celebrará la eucaristía en el santuario mariano de Caacupé, visitará un hospital pediátrico, se reunirá con los jóvenes, con representantes de la sociedad civil y con los pastores, religiosos y seminaristas. La misa en Caacupé será un momento especial, toda vez que, como refiere monseñor Valenzuela, cuando Francisco era el arzobispo Bergoglio, ya acompañaba a los inmigrantes paraguayos (hay un millón de ellos en Buenos Aires) en la celebración de su fiesta, cada 8 de diciembre.

Respecto al encuentro con los jóvenes, el prelado arquidiocesano destaca que se celebrará junto al río Paraguay, en la avenida La Costanera, con una capacidad para unas 200 mil personas. “Si cupieran más, tendríamos más jóvenes, porque el Paraguay es un país eminentemente joven”, acota.

El entusiasmo se palpa al conocer que el número de inscritos como voluntarios durante la visita papal ha llegado a las 81 mil personas de entre 16 y 60 años de edad, según nos explica Nilza Florentín, periodista católica y docente de la Universidad Nacional de Asunción. “En todas las celebraciones –añade– ha habido muchísimas personas, y te comento que para la mayoría es un gran desafío aprender a rezar el Padrenuestro en guaraní, nuestro idioma oficial”.

“Como dice el eslogan de la visita, Francisco es Mensajero de la Alegría y de la Paz, por lo que todos los paraguayos esperamos que nos traiga esos dos grandes valores y que su presencia entre nosotros deje impregnada la necesidad de seguir cultivando alegría en todo lo que hacemos, principalmente como agentes de misión y de cambio como cristianos. Y que cada paraguayo contribuya a que este país tenga paz en todos los sentido, para lo que necesitamos una verdadera justicia social, una reforma agraria que dé tierra a los campesinos e indígenas, que se respeten los derechos de todos los hermanos por igual, y que se solucionen de raíz los innumerables casos de corrupción”. (Aceprensa) l

Manifestaciones en Ecuador
El oficialismo y la oposición en Ecuador volvieron la semana pasada a reeditar un pulso político en las calles de Quito, con nutridas manifestaciones y concentraciones de confrontación y réplicas, como previa a la llegada del papa Francisco. El Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor central obrera del país, realizó una nutrida marcha por varias calles del centro de la capital, que contó con el apoyo de organizaciones estudiantiles y sociales. En tanto, una marcha convocada por el legislador opositor Andrés Páez, también llegó al centro de la ciudad al grito de “Fuera, Correa. Fuera”. Los seguidores de Páez exigen la retirada de unas reformas que permitirían subir los impuestos a las herencias y a la plusvalía inmobiliaria, medidas que, según el gobierno, no afectarán a los pobres ni a la clase media, sino solo a las familias más ricas del país. (EFE)

Mazorcas
Unas 32 mil mazorcas de maíz, más de 200 mil pequeños cocos y cientos de miles de semillas forman el altar, inspirado en la cultura indígena guaraní, que ha sido diseñado para la misa principal que ofrecerá el papa Francisco durante su estancia en Paraguay. Su autor, el artista plástico Koki Ruiz, ultimó este fin de semana el ensamblaje del “altar del maíz”, como ya es conocido popularmente.

Cifra

81%
Católicos. El Latinobarómetro 2014 ubica en 81% la masa de católicos de Ecuador, el primer destino de Francisco, respecto al total de la población.