Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

La Iglesia en los medios El Papa Francisco reiteró que se vive la tercera guerra mundial de a pedazos

RADIO MONTECARLO |

Lo hizo al recibir en la residencia de Santa Marta al Congreso Judío Mundial (CJM), con una notable delegación argentina.

«Estamos viviendo la tercera guerra mundial. No es de golpe, es de a pedazos y es un peligro para la humanidad. La plegaria debe ser mundial», les dijo el pontífice a los visitantes. El Santo Padre aprovechó la ocasión para saludar a los integrantes del CJM, misión donde había 22 argentinos, por una de las más importantes festividades judías, el Año Nuevo que tendrá lugar el próximo 24 de septiembre.

Según marca la tradición judía les deseó un año dulce y próspero y al estrechar la mano de Jack Terpins, presidente del Congreso Judío Latinoamericano le pidió que la plegaria fuera mundial.

Terpins, por su parte, le agradeció al Papa los esfuerzos que realiza para alcanzar la paz y mostró preocupación por el futuro de los cristianos en medio oriente, donde son perseguidos y asesinados en varios países de la región.

En la misma línea el líder del CJM destacó los esfuerzos del Papa para acercar a israelíes y palestinos: «Sin dudas estas iniciativas allanarán el camino para alcanzar la paz», afirmó.»Los cristianos están sufriendo una política de expulsión de Medio Oriente. Están siendo perseguidos, no queridos, discriminados. En algun momento les tocó a ustedes, ahora a nosotros», respondió Francisco.

Por su parte, el director del Consejo Judío Latinoamericano, Claudio Epelman, contó que llevaron al Papa «una torta de miel, tal como manda la tradición judía: debemos comer algo dulce para desear un feliz y dulce año».

Epelman es responsable para el diálogo con la Santa Sede desde del Congreso Judío Mundial, y además conserva una antigua amistad con Francisco desde los tiempos de Arzobispo de Buenos Aires, del pontífice. Al recibir el «honey léicaj» (torta de miel), el Papa pronunció en hebreo la frase «Shana tová umetuká», un año feliz dulce, explicó Epelman.

La delegación del CJL que visitó Santa Marta estuvo acompañada por varios presidentes de comunidades judías y los principales líderes del Congreso Judío Mundial, encabezada por Ronald Lauder, comentó Epelman.