Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios ¿El papa Francisco masticó hojas de coca?

EL OBSERVADOR |

Días antes de la llegada del sumo pontífice a Bolivia se manejó la posibilidad. Qué ocurrió, lo cuenta un periodista del New York Times

El papa Francisco llegó a Paraguay este viernes, donde dará por terminada su gira por Sudamérica. En su llegada a Bolivia días atrás, explotó la curiosidad de la gente alrededor de si el papa masticaría hojas de Coca o no, según escribió el periodista estadounidense de The New York Times, Jim Yarley. El reportero acompañó la gira papal por Sudamérica y todos los días escribió un comentario en una libreta de viaje online.

La hoja de coca es sagrada para los indígenas bolivianos pero es mal vista en el mundo por tratarse del elemento base para la elaboración de la cocaína, la segunda droga ilegal de mayor consumo en el mundo. Muchas personas mastican esa hoja en la altura de Bolivia debido a que, además de ser una tradición, tiene efectos estimulantes.

Inicialmente, la idea de que el papa había solicitado masticar hojas de coca surgió del ministro boliviano de Cultura, Marko Machicao. “Se le había ofrecido matecito (té) de coca o algo para la altura. Él nos ha pedido específicamente que quiere hacer el masticado de coca, así que al santo padre se le estará esperando con la sagrada hoja de coca”, declaró hace una semana. El Vaticano tuvo que salir a aclarar y un portavoz aseguró que el papa todavía debía decidir si masticaría o no.

En la ceremonia de bienvenida el presidente Evo Morales le regaló a Francisco un “chuspas”, una especie de bolso tradicional de la cultura indígena que su usa para llevar hojas de coca. Algunos analistas habían adelantado que el presidente boliviano aprovecharía la visita del papa Francisco para promocionar la coca y la cultura del altiplano ante el mundo.

Francisco se despidió este jueves de Bolivia tras visitar la cárcel de máxima seguridad Palmasola. Según varios medios, las autoridades del peligroso centro de reclusión rebajaron la cantidad de reos de 3.500 a 2.800 con motivo de la visita papal y para evitar la vergüenza internacional. En Palmasola más de dos tercios de los presos no tienen condena aún debido a la lentitud de los tribunales bolivianos.