Iglesia al día

" La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica "
Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2020)

La Iglesia en los medios El papa Francisco aboga por los migrantes ante la “globalización de la indiferencia”

LA RED 21 |
http://www.lr21.com.uy/mundo/1401497-el-papa-francisco-aboga-por-los-migrantes-ante-la-globalizacion-de-la-indiferencia

Francisco criticó hoy la »globalización de la indiferencia» generada en las sociedades económicamente más avanzadas.

El papa Francisco en su mensaje por el Día Internacional del Migrante llamó este lunes a superar el miedo a los migrantes y a acogerlos, tanto para ayudar a estas personas como para superar la decadencia moral de una sociedad injusta y contribuir a lograr los objetivos de desarrollo sostenible que se ha marcado la comunidad internacional.

“Las personas migrantes, refugiadas, desplazadas y las víctimas de la trata, se han convertido en emblema de la exclusión porque, además de soportar dificultades por su misma condición, con frecuencia son objeto de juicios negativos, puesto que se las considera responsables de los males sociales”, dijo el papa.

Al tiempo que denunció una “globalización de la indiferencia” en las sociedades económicamente más avanzadas y advirtió que la actitud hacia esas personas “constituye una señal de alarma, que nos advierte de la decadencia moral a la que nos enfrentamos si seguimos dando espacio a la cultura del descarte”.

“Al mostrar interés por ellos, nos interesamos también por nosotros, por todos; que cuidando de ellos, todos crecemos; que escuchándolos, también damos voz a esa parte de nosotros que quizás mantenemos escondida porque hoy no está bien vista”, aseguró.

El papa consideró que el temor a estas personas desconocidas “es legítimo, también porque falta preparación para este encuentro”.

Pero “el problema no es el hecho de tener dudas y sentir miedo. El problema es cuando esas dudas y esos miedos condicionan nuestra forma de pensar y de actuar hasta el punto de convertirnos en seres intolerantes, cerrados y quizás, sin darnos cuenta, incluso racistas”, agregó.

“No se trata sólo de migrantes: se trata de no excluir a nadie. El mundo actual es cada día más elitista y cruel con los excluidos”, afirmó.

En ese sentido recordó que “los países en vías de desarrollo siguen agotando sus mejores recursos naturales y humanos en beneficio de unos pocos mercados privilegiados. Las guerras afectan sólo a algunas regiones del mundo; sin embargo, la fabricación de armas y su venta se lleva a cabo en otras regiones, que luego no quieren hacerse cargo de los refugiados que dichos conflictos generan”.

Finalmente dijo que la respuesta al desafío planteado por las migraciones contemporáneas se puede resumir en cuatro verbos: “acoger, proteger, promover e integrar”.

“Si ponemos en práctica estos verbos, contribuimos a edificar la ciudad de Dios y del hombre, promovemos el desarrollo humano integral de todas las personas y también ayudamos a la comunidad mundial a acercarse a los objetivos de desarrollo sostenible que ha establecido y que, de lo contrario, serán difíciles de alcanzar”, agregó.

Avance de la ultraderecha

Las palabras del papa llegan en el Día Internacional del Migrante pero también un día después del triunfo de la derechista Liga, el partido del ministro del Interior y viceprimer ministro de Italia, Matteo Salvini, en las elecciones para el Parlamento Europeo.

Salivi es uno de los más reconocidos antiimigrantes y este domingo su partido consiguió en todo el país el 34,3% de los votos (había obtenido el 6,2% en las elecciones europeas de 2014), logrando así el título de primer partido de Italia y derrocando del trono –que había conseguido en las elecciones italianas del año pasado– al Movimiento Cinco Estrellas (M5S) liderado por su aliado en el gobierno, ministro del Trabajo y también viceministro, Luigi di Maio.