Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El Papa dice que la resurrección de Cristo no es el “happy end” de un film

MONTEVIDEO PORTAL |

No confundir

El papa Francisco afirmó hoy que la resurrección de Cristo que la Iglesia celebra el próximo domingo no es el “happy end” (final feliz) de una película sino el gesto de Dios “cuando se acaban las esperanzas del hombre”.

El papa comenzó la catequesis de este Miércoles Santo durante la audiencia general con el episodio de la “humillación” que Jesús sufre tras la traición de Judas.

Un “episodio triste” y “dramático”, explicó el pontífice argentino, ya que “Jesús fue vendido como en el mercado por 30 monedas y con el que comienza así su humillación hasta el final”.

“Jesús llegó a su completa humillación con la muerte en la cruz. Se trata de la peor muerte, pues era la que se reservaba a los esclavos y delincuentes. Jesús era considerado un profeta y muere como un delincuente”, agregó Francisco.

El pontífice argentino recordó que para los católicos la muerte y Pasión de Jesucristo “no ocurre por error”, sino que “de este modo les muestra “su amor infinito” y “asume todo el mal del mundo para vencerlo”.

“Cuando vemos sufrir a los niños, nos produce una herida en el corazón (…) Pero Jesús asume todo este mal y todo este sufrimiento y por ello nos hará bien a todos esta Semana Santa mirar el crucifijo, besar las yagas de Jesús y decirle gracias porque eso lo hizo por cada uno”, añadió.

Fue entonces cuando el papa aseguró que tras la muerte, “Dios interviene con la potencia de su resurrección, que no es el ‘happy end’ (final feliz) de una película, de un cuento de hadas, sino la prueba de que Dios actúa cuando se acaban las esperanzas del hombre, allí donde las fuerzas humanas ya no dan más de sí”.

Por eso, dijo el papa, “también nosotros, en los momentos de mayor oscuridad, debilidad y flaqueza, debemos poner nuestra esperanza en Dios, como hizo Jesús”.

Con información de EFE