Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El Papa celebró la primera misa del año dedicada a la paz

EL PAÍS |

Dijo que hay que centrarse en “la fraternidad” como arma para combatir la crisis económica y las guerras.

El papa Francisco inició este miércoles en la basílica de San Pedro en el Vaticano la primera misa del 2014 en el día en que la Iglesia Católica celebra la jornada mundial de la paz.

Al término de la solemne misa, el pontífice argentino resumirá el mensaje que envió a las iglesias de todo el mundo para ser leído durante la jornada de la paz y que se centra en “la fraternidad” como arma para combatir la crisis económica y las guerras.

Durante la homilía, pronunciada ante miles de creyentes que atiborraban la basílica, el papa confió a la Virgen María “la sed de justicia y paz” del mundo entero.

En su primer mensaje del año, divulgado con dos semanas de anticipación por el Vaticano, Francisco advierte que “la crisis actual, con graves consecuencias para la vida de las personas, puede ser, sin embargo, una ocasión propicia para recuperar las virtudes de la prudencia, de la templanza, de la justicia y de la fortaleza”.

“El hecho de que las crisis económicas se sucedan una tras otra debería llevarnos a las oportunas revisiones de los modelos de desarrollo económico y a un cambio en los estilos de vida”, sostiene el papa argentino, que vivió en primera persona las graves dificultades económicas padecidas por su país.

Bajo el título “La fraternidad, fundamento y camino para la paz”, el papa exhorta a los jefes de Estado, sobre todo de los países más ricos y “favorecidos” a ayudar a los países menos desarrollados.

“Pablo VI afirmaba que no sólo entre las personas, sino también entre las naciones, debe reinar un espíritu de fraternidad […] Este deber concierne en primer lugar a los más favorecidos”, subrayó en el texto.

El papa condenará también “el trágico fenómeno de la trata de seres humanos, con cuya vida y desesperación especulan personas sin escrúpulos”, así como “las guerras menos visibles, pero no menos crueles, que se combaten en el campo económico y financiero con medios igualmente destructivos de vidas, de familias, de empresas”.