Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios El Papa ante gran desafío: hacer crecer a la Iglesia

EL PAÍS |

En América Latina se redujo número de católicos a 69%
El papa Francisco ha llamado la atención con posiciones audaces sobre el cambio climático y la desigualdad en los ingresos. Ayudó en la distensión histórica entre Estados Unidos y Cuba. Ha sacudido el denso estilo de la Iglesia Católica romana.
Sin embargo, con sus incursiones en la diplomacia y su habilidad para manejar su imagen pública, su viaje a Sudamérica, que finaliza hoy, ha sido la prueba para su habilidad en una tarea mucho más difícil: mantener a los feligreses en el ámbito de la Iglesia Católica.

Cuando se nombró Papa a Francisco en marzo del 2013 y se convirtió en el primer pontífice de América Latina, muchos lo aclamaron por ser la personalidad que necesitaba la Iglesia desde hacía mucho tiempo para resultar atractiva a la vasta base en los países más pobres. Que lo hayan elegido envió la señal de cuán vital es el mundo en desarrollo para el futuro de la Iglesia y ofreció una forma de revertir la erosión que ha sufrido en América Latina, una región con casi 40% de los católicos del mundo, que ha experimentado un ascenso constante en la secularidad y en otras tradiciones cristianas.

“Antes del papa Francisco, la Iglesia católica estaba fuera del alcance”, comentó Rosario Zúñiga, una voluntaria en una iglesia en Quito (Ecuador), quien reconoce en Francisco un enfoque “nuevo, más humano”. “Ha tocado temas muy delicados sobre la actitud de la Iglesia en relación a sus propios errores, como el abuso sexual”.

En Argentina, el país natal de Francisco, el director de una asociación católica dijo que si bien el papa había encendido personalmente la emoción y el interés, apenas se ha incrementado la asistencia a los servicios eclesiásticos y la cantidad de matrimonios católicos.

En Ecuador, el arzobispo Fausto Trávez reconoció la inquietud por lo que llamó el declive de la Iglesia en décadas recientes, pero estimó que “con todo lo que dice sobre los pobres y sobre la Justicia, ha motivado a los jóvenes”. Agregó que muchos ingresaron al seminario “porque el Papa está haciendo cosas que a ellos les gustaría hacer”.

América Latina y el Caribe tienen 425 millones de católicos, el 39% del total en el mundo, según el Centro de Investigaciones Pew. A comienzos de los años 70, al menos 90% de los latinoamericanos era católico. Sin embargo, la cantidad empezó a caer a medida que crecieron las iglesias portestantes. En un estudio que publicó el Centro Pew en noviembre, 69% de los adultos en América Latina se identificó como católico. En Brasil, el país con la población católica más grande del mundo, 61% se identificó ahora como tal, aunque 81% dijo que lo criaron como católico.

El Vaticano dijo que parece que el Papa le dio un impulso a la Iglesia, pero que no tiene forma de medirlo. “Hemos observador recientemente un entusiasmo generalizado por el Papa y un interés por la Iglesia que se ha despertado en muchos países del mundo, incluida América Latina”, destacó el padre Federico Lombardi, vocero del Vaticano. “Pero, no tenemos estadísticas ni datos más precisos sobre esto”.

En América Latina, la influencia del Papa se ha extendido más allá del ámbito religioso.

VISITA A ASUNCIÓN

Una misa y diálogo con vecinos de zona pobre

Hoy, en la última jornada de su viaje por Sudamérica, Francisco se trasladará a Bañado Norte, un conjunto de barrios ribereños que conforman el cinturón de pobreza de Asunción. Los vecinos aguardan la visita como un milagro. Se reunirá con los habitantes, visitará la pequeña capilla de la comunidad, dedicada a San Juan Bautista, y pronunciará un mensaje en la modesta cancha de fútbol del barrio.

El dirigente vecinal, Francisco Rodríguez dijo que el Papa eligió este lugar porque mira a los pobres y añadió que el “milagro” de su visita encierra “la gran oportunidad de que el barrio mejore”. De hecho, en las semanas previas a la visita, se realizaron trabajos de mejora, como reformas en las instalaciones del centro de salud y drenaje en unos caminos proclives a las inundaciones del río Paraguay, en un barrio tradicionalmente abandonado por las autoridades municipales.

Después de recorrer la zona de Bañado Norte, Francisco oficiará una misa en el campo de Ñu Guazú, donde Juan Pablo II canonizó a San Roque González, en 1988. Se espera masiva presencia de argentinos.

El último acto, antes de retornar a Roma será una reunión con los jóvenes en Costanera y una bendición al centro comercial de Ycuá Bolaños, destruido en 2004 por un incendio en el que murieron 400 personas. Fuentes: EFE Y AFP