Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El Obispo de Minas y referente del Opus Dei dijo en Salto que se debe trabajar para que “no haya miedo de casarse”

EL PUEBLO |
http://www.diarioelpueblo.com.uy/generales/el-obispo-de-minas-y-referente-del-opus-dei-dijo-en-salto-que-se-debe-trabajar-para-que-no-haya-miedo-de-casarse.html

Dijo que la familia está destruida y que espera que en el año electoral haya diálogo y no enfrentamiento.

Jaime Fuentes es más que un sacerdote. Es el Obispo de Minas, pero además es uno de los más influyentes del país. Es uno de los referentes del Opus Dei (Obra de Dios) un grupo dentro del catolicismo que sigue las enseñanzas del sacerdote español, José María Escrivá de Balaguer, con prédicas ortodoxas.

Fuentes ha venido reiteradamente a Salto para participar de las reuniones del Opus junto a los integrantes de ese grupo de católicos, que se reúnen frecuentemente en un edificio de la calle Rivera de nuestra ciudad.

Pero en una de sus últimas visitas, fue abordado por EL PUEBLO y allí fue consultado sobre el rol actual que a su juicio debe encarar la Iglesia Católica en estos tiempos. Discreto entre la gente, de traje oscuro y mirando a su interlocutor por encima de sus lentes, el sacerdote que se ha profesionalizado en las ciencias de la comunicación y ha fungido en varios episodios como periodista habló con este diario.

ANUNCIAR EL EVANGELIO

Respecto a cuál debería ser el cometido de la Iglesia Católica actualmente, su rol en estos tiempos dominados por la abundancia de información, la diversidad de ideas y las redes sociales, asegura que “la Iglesia tiene que anunciar el Evangelio, que es permanente, que no pasa de moda, es la salvación, es todo, es el futuro de la humanidad, ese debe ser el fin de la Iglesia”.

Sobre el surgimiento de varios grupos denominados hoy como colectivos sociales, cada uno reclamando por lo que considera sus derechos, Fuentes considera que “es una característica de la sociedad actual”.

En cuanto a si la Iglesia tiene que mantener trato con todos ellos o no, el Obispo de Minas señaló que “hay que tratar de llegar a todas las personas más allá de su inclinación política, sexual, etc. Si bien es fácil simplificar y hablar de los colectivos, en realidad Jesucristo habló con toda la gente, uno a uno. Así que hay que hacer todo lo posible por conocer a la gente, uno a uno, porque cada uno es irrepetible. Cada uno es una persona, es hijo de Dios y es necesario conocerlo, comprenderlo y ayudarlo. Ese es el fin de la iglesia”.

Pero lo que más le preocupa del Uruguay de hoy es la familia, que considera que “está muy destruida y que es necesario solidificarla, ayudarla a que crezca, a que no haya miedo de casarse para toda la vida, ni tampoco de educar a sus hijos cristianamente. Hay todo un trabajo enorme para hacer y en eso estamos”.

Jaime Fuentes dijo a este diario que “no le preocupa la libertad religiosa”, cree que la misma “se puede practicar”. Sí aspira a “que haya una laicidad positiva, a que el hecho religioso se fomente y a que no haya miedos, porque es necesario trabajar por esa laicidad positiva, falta bastante, falta perder el miedo a hablar de Dios, a que en la escuela se conozcan las religiones, se profundice, eso es laicidad positiva”.

En cuanto a expectativas para el año electoral en el que estamos, el sacerdote Jaime Fuentes reflexionó: “que en la época que vamos a empezar, y que ya estamos viviendo, haya serenidad, respeto y juego limpio, que se sepa conocer y escuchar, escucharnos y reconocer la parte de verdad que el otro pueda tener, que haya diálogo, no enfrentamientos”.