Iglesia al día

" En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios (2 Co 5,20). "
Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2020

Noticeu El Obispo de Maldonado hace una invitación a los jóvenes “que puede parecer de locos”

mons_wirz_aeropuerto

El Obispo de Maldonado, Mons. Rodolfo Wirz, dirigió una carta a los jóvenes de su Diócesis en la que les plantea el tema vocacional.

“Me dirijo a Uds., queridos jóvenes, a partir de la experiencia aunque ya con mis años, con una invitación, iniciativa, mensaje, planteo insólito o como lo quieran llamar, que puede parecer de locos: la de interesarnos por ser sacerdote, lo que decimos ‘cura’, pero como algo normal, aunque sean contados los jóvenes valientes que se animan, porque es ir también contra la corriente de las ofertas más rentables y fáciles”, expone el Pastor en su misiva.

Mons. Wirz aclara que el sacerdocio “no se trata de un gusto, negocio, iniciativa personal, sino de un llamado de Dios a una vocación que es un estado de vida en una entrega total”.

El Obispo invita a que a partir de este mes de julio oren y reflexionen “no sólo para plantear el tema pendiente , sino para concretar la vocación a los llamados a esta “ TAREA APASIONANTE QUE BIEN VALE LA PENA TODA LA VIDA ”.

 

CARTA DEL OBISPO DE MADONADO, MONS. RODOLFO WIRZ

 

QUERIDOS JÓVENES:

“NO SE TRATA DE APRENDER UN `OFICIO´. ESTA ES UNA TAREA APASIONANTE QUE BIEN VALE TODA LA VIDA”. Acaba de responder en estos días el Papa Francisco a una carta de un grupo de seminaristas de Cuba, que tiene un guía espiritual que es obispo uruguayo. “Seminaristas” son estudiantes de una comunidad “Seminario” donde se capacitan para profundizar un llamado al sacerdocio. Se trata de un tema que no es muy conocido, casi un tema tabú, del que poco se habla, mucho se desconoce, pero es una fuente de felicidad para el que es llamado a esa “TAREA APASIONANTE QUE BIEN VALE TODA LA VIDA”.

Me dirijo a Uds., queridos jóvenes, a partir de la experiencia aunque ya con mis años, con una invitación, iniciativa, mensaje, planteo insólito o como lo quieran llamar, que puede parecer de locos: la de interesarnos por ser sacerdote, lo que decimos “cura”, pero como algo normal, aunque sean contados los jóvenes valientes que se animan, porque es ir también contra la corriente de las ofertas más rentables y fáciles. Por eso digo que es cosa de locos, pero para bien, porque si uno es llamado por Dios, esta vocación que recibimos es un regalo inmenso, que nos hace feliz toda la vida al servicio de los demás. Cuando se descubre que realmente algo vale mucho, no importa tanto el precio, el tiempo, las dificultades, el desgaste y las críticas. Pero ese es el tema: haber descubierto una vocación, una “TAREA APASIONANTE QUE BIEN VALE TODA LA VIDA”.
Queridos jóvenes: no les puedo plantear en pocas líneas todo lo referente a esta vocación original y distinta a tantas profesiones que conocemos, desde juez de fútbol a empresario exitoso, político entregado a la gente o técnico en electrónica e informática, etc.

No se trata de un gusto, negocio, iniciativa personal, sino de un llamado de Dios a una vocación que es un estado de vida en una entrega total. Puede haber contras, desde la familia que no lo ve hasta los compañeros de clase, del fútbol o de la barra que se ríen, pero no importa cuando algo es verdad …. y después te feliciten por la elección. Les hago una confidencia, ya como obispo de muchos años (casi 30) en Maldonado y Rocha: en este tiempo han venido como 160 sacerdotes de diversos lugares y países por un tiempo, aportando el Evangelio vivo, energía y dedicación a las comunidades. Cientos de jóvenes han pasado por los grupos de pastoral juvenil, catequesis, confirmaciones y aulas de colegios y liceos católicos, pero…. vocaciones al sacerdocio llegando al Seminario 5 y luego ordenados sólo 3 . Las causas son múltiples y no es el momentos de lamentos sino de recordar que sigue siendo de siempre y actual el llamado de Jesús y recordado por el Papa Francisco. ¡Que los tiempos han cambiado! es verdad, pero no ha cambiado la condición humana necesitada de amor, perdón, comprensión, misericordia y ternura que solo Cristo, el Sacerdote por excelencia, puede dar.

La dejo picando… Que a partir de este mes iniciemos una oración y reflexión no solo para plantear el tema pendiente , sino para concretar la vocación a los llamados a esta “ TAREA APASIONANTE QUE BIEN VALE LA PENA TODA LA VIDA ”.

Unidos de corazón en la oración.

+ RODOLFO WIRZ
Obispo