Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu El Obispo de Florida ordenó a cinco Diáconos Permanentes

El Obispo de Florida, Mons. Martín Pérez Scremini, ordenó el pasado 15 de diciembre a 5 Diáconos Permanentes.

 En la Catedral de Florida y Santuario de la Virgen de losTreintay Tres, fueron ordenados; Raúl Lamadrid (Comunidad de Banquillo, Sarandí del Yi), Augusto López (Parroquia San José), Cono Santurio (Parroquia Sta. Teresita), Omar Abreu (Parroquia Sta. Teresita) y Diego Villanueva (Parroquia N. Sra. del Carmen, Durazno). Ellos se unen al diácono ya existente en la diócesis, Mario Cardozo, que desempeña su ministerio en Sarandí Grande.

Los diáconos permanentes son hombres casados –esposos y padres- que reciben el sacramento del Orden. Así, pasan a ser signo de Cristo Servidor en medio de las comunidades. Nos dice el Documento de Puebla: “El diácono colaborador del obispo y del presbítero, recibe una gracia sacramental propia. El carisma del diácono, signo sacramental de Cristo Siervo, tiene gran eficacia para la realización de una Iglesia Servidora y pobre que ejerce su función misionera en orden a la liberación integral del hombre”.

La Conferencia Episcopal Uruguaya decía en el año 1973: “El diácono es promotor del sentido comunitario y del espíritu familiar del pueblo de Dios, reunido con mayor facilidad e intensidad bajo la guía de un ministro, constituido en orden sagrado”. El concilio Vaticano II enumera las funciones litúrgicas y pastorales del diácono: «administrar solemnemente el bautismo, reservar y distribuir la Eucaristía, asistir al matrimonio y bendecirlo en nombre de la Iglesia, llevar el viático a los moribundos, leer la sagrada Escritura a los fieles, instruir y exhortar al pueblo, presidir el culto y oración de los fieles, administrar los sacramentales, presidir el rito de los funerales y sepultura» (Lumen Gentium, 29). Testimonian a Cristo, más por lo que son que por lo que hacen.

Fuente: http://santuariovirgentreintaytres.com/noticia.php?id=398