Iglesia al día

" "María guía a los fieles a la Eucaristía" "
Peregrinación Nacional Virgen de los Treinta y Tres 2019

Noticeu El Obispo de Canelones concluyó la visita pastoral al Decanato Piedras

Clipboard05

El Obispo de Canelones, Mons. Alberto Sanguinetti finalizó su visita pastoral a las comunidades del Decanato Piedras de su jurisdicción eclesiástica.

Mons. Sanguinetti comenzó a fines de abril la visita pastoral a ese Decanato en la Parroquia San Antonio María Claret de Progreso. Continuó en mayo visitando la Parroquia Ntra. Señora de la Medalla Milagrosa, del barrio San Isidro y la Parroquia San Adolfo, de El Dorado. Después del mundial y las vacaciones de julio, tuvo lugar la visita a la Parroquia San Antonio de Padua de Pueblo Nuevo, en Las Piedras y la Parroquia de Ntra. Señora de la Paz.

Concluyendo casi dos meses de visita estuvo en la Parroquia San Isidro de Las Piedras.
Ahí visitó durante varios días los Colegios San José y San Isidro sosteniendo encuentros con los alumnos de todas las clases y la Eucaristía con algunos cursos. El Obispo llegó, asimismo, en el Colegio Padre Parodi. Estuvo también en la Escuela Experimental y en la del barrio obelisco, así como en el CAIF “Rayito de Sol”.

Mons. Sanguinetti celebró la Eucaristía de apertura y clausura en la sede parroquial, además de la misa diaria. Ofreció el Santo Sacrifico en las capillas Nuestra Señora de Lourdes (Laures), donde le obsequiaron algunas santas reliquias, el Sagrado Corazón (Obelisco), Santo Domingo y se encontró con la comunidad de Ntra. Señora del Carmen.
En el marco de su visita, el Pastor celebró la Misa a las comunidades neocatecumenales y administró la Santa Unicón en los hogares “San Vicente” y “Cronos”.

El Obispo dedicó tiempo para celebrar la Santa Misa y compartir un encuentro con las comunidades religiosas de las Hnas. de la Sagrada Familia de Urgel y en la Casa Madre Promis de las Hnas. Salesianas. Con los religiosos Salesianos compartió mesa y comunidad casi todos los días.

Hubo múltiples encuentros pastorales, con el consejo parroquial, diversos grupos laicales, y también con los niños de catequesis, del proyecto “Minga” y otros. Confirió el don del Espíritu Santo a algunos jóvenes.
Hubo encuentros con la prensa, la televisión y con autoridades públicas.
Fueron días intensos para el Obispo y para la comunidad. Fue grande la comunión, mucha oración y diálogo, gran alegría espiritual y renovado impulso evangelizador.

10