Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios El gobierno apelará a clubes e iglesias en el nuevo plan social

EL OBSERVADOR |

Seguridad. Se empezará a trabajar en marzo en los barrios, según documento del Mides e Interior

El gobierno busca aliados para combatir la pobreza M. CERCHIARI

La clave del gobierno para el nuevo plan social -que busca además efectos sobre la seguridad pública- estará en involucrarse de manera directa en el territorio de los seis barrios elegidos. Para eso apelará a involucrar en el trabajo a las organizaciones privadas presentes en las distintas zonas. Las iglesias, los clubes deportivos, las asociaciones sociales, los vecinos organizados y las organizaciones no gubernamentales (ONG) serán la base para desarrollar las acciones concretas, según un documento preliminar que el prosecretario Diego Cánepa y los ministros del Interior, Eduardo Bonomi, y de Desarrollo Social, Daniel Olesker, entregaron al resto del gabinete.

Ese documento -presentado el lunes- es analizado por los ministros, que tendrán tiempo hasta hoy para realizar sugerencias. Durante el fin de semana, Cánepa, Olesker y Bonomi junto al director general del Ministerio del Interior, Charles Carrera, y la coordinadora política del Mides, Mariana Drago, redactarán la versión final que entregarán el lunes al presidente José Mujica en el Consejo de Ministros.

Tras esos pasos, en el gobierno se pondrán en contacto con las máximas autoridades de las distintas instituciones religiosas y sociales para “comprometerlas” en los programas. En algunas de esas zonas, la presencia del Estado es casi nula y son las organizaciones sociales las que tienen contacto directo con las personas a las que se quiere llegar con el plan.

Las autoridades están convencidas de que mejorar las condiciones de vida en barrios pobres es un imperativo moral y un compromiso político, pero además creen que atacar el delito en esas zonas mejorará la seguridad en el resto de la ciudad.

El objetivo del plan es llegar a las personas más vulnerables de los seis barrios elegidos (ver recuadro) luego de un cruzamiento de datos socioeconómicos (pobreza e indigencia) del Mides con cifras de inseguridad (delitos cometidos en la zona más personas procesadas que viven allí) proporcionadas por el Ministerio del Interior.

Es que además de buscar mejorar los indicadores sociales, el plan también apunta a mejorar la seguridad de la zona metropolitana.

Según supo El Observador, a las zonas elegidas se “entrará con la Policía Comunitaria” y paralelamente se incrementarán los servicios sociales que se presentarán con varios programas que hoy están a cargo del Mides.

La Policía Comunitaria “tiene un perfil de trabajo distinto al del funcionario policial común. Trabaja en el terreno, busca generar confianza en los vecinos, tiene un perfil de comunicación, interactúa en el barrio para resolver problemas, y sabe escuchar”, explicó una fuente del gobierno.

Con la presencia policial y los equipos interdisciplinarios del Mides, integrados por profesionales jóvenes, se establecerán programas para aplicar a mediano y largo plazo. Los técnicos del Mides realizaron 70 mil visitas a hogares que hoy reciben un subsidio económico del Estado para determinar las condiciones de vida de esa población. Con los datos recabados establecerán si continuarán o no recibiendo las tarjetas de asistencia.

En el gobierno, según dijeron fuentes del Mides, existe la percepción de que a pesar de los avances en crecimiento económico y las reformas implementadas (salud, tributaria y Consejos de Salarios), en Montevideo y la zona metropolitana persiste una situación de desigualdad y marginación que es catalogada como “producto de una exclusión de larga data”.

Varios ministros consideran, a esta altura de la gestión, que existen dificultades para revertir la situación. Por eso resolvieron atacar el problema con una visión integral.

En los barrios, los asistentes sociales realizarán conversaciones con los vecinos para conocer las demandas reales de sus habitantes, y de acuerdo a lo que necesiten se evaluará cuánto se puede ofrecer.

La idea es que la intervención, que según se analiza redundará sobre todo en las mujeres jefas de hogar, comience alrededor del mes de marzo del próximo año.

Las claves

Montevideo. La intervención del Mides y del Ministerio del Interior se realizará primero en los barrios: Tres Ombúes, Ituzaingó, Marconi y Chacarita de los Padres. En esta última zona también se incluye a Santa Teresa, el barrio que está enfrente.

Canelones. En el departamento, los lugares elegidos fueron Villa Manuela y alrededores, sobre el kilómetro 24 de ruta 8, y el barrrio La Pilarica de Las Piedras.