Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios El FA respira: debate por aborto no coincidirá con las elecciones

EL OBSERVADOR |

Referéndum. Tras decisión de Vázquez, la izquierda no quiere que este asunto se cuele en la campaña

Cada movimiento de Tabaré Vázquez es seguido de cerca en la interna frenteamplista.

Pueden dormir tranquilos aquellos frenteamplistas temerosos de que la decisión del expresidente Tabaré Vázquez de firmar a favor del referéndum contra la despenalización del aborto se mezcle en la campaña electoral y juegue en contra de los intereses de la izquierda.

Los plazos establecidos para habilitar la consulta popular -en caso de que esta prospere- harán que esa instancia ocurra, a más tardar, en noviembre de 2013. Los comicios nacionales en los que muy probablemente Vázquez sea candidato presidencial se realizarán en octubre de 2014.

Luego de que se conociera la noticia de que Vázquez estampará su firma para dar la posibilidad de que se eche por tierra la ley aprobada en el Parlamento con votos del Frente Amplio y del diputado Iván Posada (Partido Independiente), en la izquierda nació una nueva preocupación.

Allegados a Vázquez, interpretando una inquietud extendida en el Frente Amplio, expresaron a El Observador su deseo de que el paso dado por el exmandatario fuera utilizado para llevar agua al molino de la oposición.

Vázquez enfrentado a sus compañeros y aliado de blancos y colorados en un tema tan trascendente podía generar un flanco fácil de golpear en las filas del Frente Amplio. Fuentes allegadas a Vázquez dijeron que no va a hacer campaña contra la ley.

Las normas establecen que los impulsores del referéndum tienen un plazo de cinco meses para juntar las firmas del 2% del padrón electoral (52 mil rúbricas). Este plazo vence el 22 de marzo de 2013. La Corte Electoral tiene entonces tres meses para verificar la cantidad de firmas recolectadas y para, si cabe, convocar a una jornada de adhesión voluntaria a la que debe concurrir por lo menos el 25% del padrón electoral (unas 600 mil personas). Si esta meta también es alcanzada, el referéndum debe ser convocado dentro de los cuatro meses posteriores.

Es decir, si los plazos previstos por la ley se estiran al máximo, los uruguayos estarían concurriendo a las urnas en octubre de 2013.

Por otra parte, los impulsores del referéndum no creen que nadie pueda sacar rédito político en un asunto que corta verticalmente a la sociedad.

“Tengo la expectativa de que la incidencia de este tema en la decisión electoral de la gente sea mínima o nula. Hay que separar este asunto -sobre el que hay posiciones encontradas en todos los partidos- de la elección nacional. En todos los partidos hay personas a favor y en contra de despenalizar el aborto. Esto neutraliza cualquier intento de sacar rédito político”, dijo el diputado blanco Pablo Abdala (Corriente de Acción Renovadora), quien lanzó la idea del referéndum que ahora apoyan blancos, colorados, e incluso dirigentes del Partido Independiente (PI) y del Frente Amplio.

Sobre la decisión de Vázquez de firmar la papeleta, Abdala dijo que el líder frenteamplista es “un punto de referencia para mucha gente”.

Y esto lo saben los dirigentes y militantes de la izquierda que en las últimas horas expresaron su desencanto -pública o reservadamente- ante la decisión del oncólogo, quien, sin embargo, no hará campaña activa contra la ley. “Lo peor es que me imagino a los asesores (diciéndole): ´vos dale tranqui, total, nadie te cuestiona nada”, escribió en su cuenta de tuiter el encargado de comunicación e integrante del ejecutivo del Movimiento de Participación Popular (MPP), Raúl Speroni.

Las redes sociales fueron un vehículo muy utilizado en las últimas horas por simpatizantes frenteamplistas para expresar su desagrado con la decisión de Vázquez

Otros dirigentes como los diputados Jorge Pozzi (Nuevo Espacio) y Víctor Semproni (Espacio 609) y Andrés Lima (independiente) anunciaron que firmarán para impulsar la consulta popular. Incluso, ayer viernes, desde Lima, el presidente José Mujica se mostró dispuesto a firmar, según dijo a Subrayado y a canal 5.

Vázquez ya había vetado una ley similar cuando era presidente y esto le valió fuertes críticas, particularmente desde el Partido Socialista (PS) del que era miembro. Tras ese episodio, Vázquez se desafilió del PS. Ayer, en El País, el exministro de Deportes, Héctor Lescano (Alianza Progresista), dijo que no firmará contra la despenalización del aborto pese a que, de haber sido legislador, hubiera votado en contra. El próximo lunes los prestadores de salud están obligados a cumplir la nueva ley que despenaliza la interrupción del embarazo. En ese sentido, deben brindarle medicamentos abortivos a las mujeres que hayan pasado por el proceso de consulta exigido por la normativa.

Este proceso incluye una consulta con un equipo multidisciplinario integrado por un asistente social, un médico y un psicólogo o psiquiatra, quienes asesorarán a la embarazada. El proceso completo no debería insumir más de siete días.

Apunte

Grupos Provida van por otro camino

Buena parte de los denominados grupos Provida, que se oponen a la despenalización del aborto, también rechazan la campaña de recolección de firmas porque dicen que “la vida no se plebiscita”. Estos grupos impulsan una recolección de firmas paralelas con la intención de entregárselas a los futuros candidatos a presidente, con la intención de que se comprometan a derogar la ley en la próxima legislatura.

Lo dijo

Pablo Abdala

Diputado nacionalista

“Tengo la expectativa de que este tema no incida en la decisión electoral de la gente”.

Raúl Speroni

Dirigente del MPP

“Lo peor es que me imagino a los asesores (diciéndole a Vázquez): ´vos dale que, total, nadie te cuestiona´”.