Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios El ente eximió al sacerdote de pagar factura de $ 80.000

EL PAÍS |

Aemilius no quiso hablar de exoneración de Antel

El sacerdote Gonzalo Aemilius fue exonerado por el Directorio de Antel del pago de $ 80.000 que gastó por usar el servicio de “roaming” desde dos celulares, que utilizó durante todo su viaje al Vaticano y su visita al Papa Francisco.

El motivo de la exoneración, según se desprende de una resolución de Directorio a la que accedió el semanario Búsqueda, se justifica así: “El reconocimiento público (a Gonzalo Aemilius) otorgado por el Papa Francisco en su asunción determinó que se produjera un tráfico superior al esperado por el dueño del servicio celular”.

Efectivamente, durante su visita al Papa, el sacerdote atendió una cantidad de llamadas de medios de comunicación que lo entrevistaron y allegados, para felicitarlo. Aemilius también publicó por Twitter una cantidad de fotos de su experiencia en el viaje, utilizando el contrato de roaming.

Este servicio permite enviar y recibir llamadas y datos por teléfono celular afuera del país, por medio de operadoras de telefonía extranjeras que cobran una tarifa por el servicio.

La presidenta del ente, Carolina Cosse, aseguró ayer, en diálogo con Teledía, que fue el Liceo Jubilar quien le planteó a la empresa estatal la situación complicada del cura, comentándoles que “había recibido una cantidad de llamadas” en su visita al Papa. Sin embargo, lo llamativo de este pedido es que el sacerdote fue removido en noviembre del año pasado de la dirección del Liceo Jubilar por el arzobispo de Montevideo Nicolás Cotugno.

Ante este pedido, explicó Cosse, “el Directorio de Antel decidió (…) exonerar al Liceo Jubilar, no al padre Aemilius sino al Liceo Jubilar”, entendiendo que “era una situación absolutamente fuera de lo común”.

El País consultó ayer al sacerdote Aemilius, quien se excusó de hacer declaraciones sobre su abultada tarifa de celular y la posterior exoneración.

“No es un tema del que quiera hablar. No me importa ni me interesa lo que se diga”, se limitó a contestar el sacerdote. Aemilius estuvo afuera del país, y utilizando los servicios de roaming, desde el 18 de febrero hasta el 23 de marzo.

Las bromas sobre el tema tampoco se hicieron esperar y uno de los chistes que circuló por las redes sociales hacía referencia al primer “milagro” del Papa Francisco: “El primer milagro de Bergoglio: Antel exoneró a un cliente”.