Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios El cardenal uruguayo quiere aprender del “mundillo” del Vaticano para ayudar al papa Francisco en su reforma de la Iglesia católica

BUSQUEDA

http://semanario.busqueda.com.uy/684_1804–febrero-19-al-25/33299_-el-cardenal-uruguayo-quiere-aprender-del-mundillo-del-vaticano-para-ayudar-al-papa-francisco-en-su-reforma-de-la-iglesia-catolica/

El nuevo cardenal Daniel Sturla llegó al “senado” de la Iglesia católica en momentos en que el papa Francisco impulsa cambios profundos en la institución. Pese a que todavía no conoce el “mundillo” del Vaticano, el arzobispo de Montevideo ya tuvo oportunidad de escuchar de primera mano cuál es la dirección de esa transformación.
En los pocos días que estuvo en la Santa Sede, Sturla participó en su primera reunión como integrante del Colegio Cardenalicio, el jueves 12, en la que el Papa habló de la reforma de la curia, la búsqueda de transparencia económica en el Vaticano y su política de “tolerancia cero” en los casos de abusos de menores por parte de sacerdotes.
Además, para reforzar la idea de los tiempos que corren en la Iglesia, Francisco aprovechó la misa del domingo en la mañana en la que participaron los 20 nuevos cardenales, para dar una homilía “más programática” que lo habitual, dirigida a la interna y no tanto al público en general, dijo Sturla a Búsqueda.
Aunque todavía no tiene claro en qué áreas va a asesorar al Papa, el cardenal dijo que el viernes volverá al país con el objetivo de seguir la línea trazada por Francisco, el primer papa de origen latinoamericano. “La idea es no conformarse con los que están adentro de la Iglesia, sino salir a buscar, tener una Iglesia de puertas abiertas”, explicó el arzobispo de Montevideo.
El “mundillo interno”. Desde que asumió hace dos años, Francisco ha sido muy duro en sus críticas a la curia vaticana, el conjunto de los órganos de gobierno de la Iglesia católica. En su audiencia navideña, el 22 de diciembre, el Papa mencionó que la curia sufre “pecados” como “sentirse inmortales e indispensables” y tener una suerte de alzheimer espiritual.
El Papa ha removido autoridades y creado comisiones con cardenales de su confianza con el objetivo de aplicar cambios en áreas como las finanzas, que han sido un dolor de cabeza para el Vaticano en los últimos años debido a las denuncias de presuntos casos de lavado de dinero.
La designación de Sturla y otros 19 obispos como cardenales, anunciada en enero, fue uno de esos movimientos sorpresivos. El arzobispo de Montevideo apenas lleva 11 meses al frente de su arquidiócesis, tiene 55 años de edad y es el segundo uruguayo en la historia en acceder al “senado” de la Iglesia Católica, el órgano encargado, entre otras cosas, de elegir al Papa y de asesorarlo durante su mandato. El único antecedente de un cardenal uruguayo es Antonio María Barbieri, que ocupó ese cargo desde 1940 hasta 1976.
La presencia en esa lista de “países que nunca han tenido un cardenal es notable. Estos países tienen comunidades eclesiales que son pequeñas o que representan una minoría dentro de su país”, explicó el director de Prensa del Vaticano, Federico Lombardi. “El hecho de que solo uno de los nuevos cardenales es de la curia romana también es destacable, mientras que los cardenales ‘romanos’ siguen siendo alrededor de un cuarto de los electores”.
Si bien fue creado cardenal el sábado 14, Sturla participó en la reunión del Colegio Cardenalicio desarrollada entre jueves y viernes de la semana pasada. En esa instancia aprovechó para “escuchar y aprender” sobre los temas que están en discusión.
En el encuentro, el Papa mencionó la necesidad de dar más “transparencia” a la institución. Además, los cardenales escucharon un informe de la comisión que trabaja sobre la reestructura de las finanzas del Vaticano.
Sturla dijo a Búsqueda que todavía no recibió “instrucciones de trabajo” ni las comisiones que integrará en calidad de cardenal.
En una entrevista publicada por el medio especializado “Vatican Insider”, el cardenal uruguayo dijo que no conoce mucho sobre la interna del Vaticano. “Ahora me corresponderá estar mucho más involucrado en este servicio al que el Papa me ha llamado”, afirmó. “No conozco mucho el mundillo interno de la curia romana, donde supongo que existe gente muy buena pero donde se han dado situaciones muy complejas, como es notorio. En el Uruguay no he visto resistencias a la propuesta del Papa, más bien veo una aceptación cordial”.
Línea trazada. Sturla cree que tan importante como sus tareas en el Colegio Cardenalicio será su desempeño en la arquidiócesis, en particular después de escuchar la homilía que les dirigió Francisco a los nuevos cardenales.
Las homilías del Papa “suelen ser cortas, cercanas a la gente”, pero la del domingo fue mucho “más programática”, relató.
“Jesús no tiene miedo al escándalo, no tiene miedo a las personas obtusas que se escandalizan de cualquier apertura, de cualquier paso que no entre en sus esquemas mentales o espirituales, de cualquier caricia o ternura que no corresponda a su forma de pensar y a su pureza ritualista”, dijo Francisco, según consignó “El País” de Madrid. Además pidió a los nuevos cardenales que “no se aíslen en una casta” y “no se queden mirando de forma pasiva el sufrimiento del mundo”.
Según declaró Sturla a “Vatican Insider”, la Iglesia uruguaya “se siente identificada con la línea marcada por el Papa Francisco”.
El mensaje de Francisco es de no conformarse en “conservar a los que ya están dentro de la Iglesia, sino salir a buscar a la periferia” y “no condenar a nadie para siempre”, opinó Sturla. Aunque el domingo no lo mencionó, el cardenal recordó que el Papa suele hablar de que, en ocasiones, en la Iglesia se instala una suerte de “aduana pastoral” que “no deja ingresar a personas que viven situaciones particulares y están en la búsqueda de un sentido de la vida”.