Iglesia al día

" La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica "
Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2020)

La Iglesia en los medios EE.UU.: Televangelista que estafó millones es condenado a prisión

LA RED 21 |
http://www.lr21.com.uy/mundo/1401711-ee-uu-televangelista-que-estafo-millones-es-condenado-a-prision

Un elegante y reconocido pastor evangélico aseguraba a los creyentes de su iglesia que entre más dinero le donaran más bendiciones recibirían de Dios. Es lo que se conoce como la «teología de la prosperidad», una idea neopentecostal basada meramente en lo económico.

Un pastor evangélico de Carolina del Norte, EE.UU., que utilizó su organización cristiana y finanzas para tomar millones del gobierno federal, fue condenado a cinco años de cárcel por estafa.

William Todd Coontz, de 51 años, quien es del área de Charlotte y ahora vive en Fort Lauderdale, Florida, fue condenado el martes a cinco años de prisión por no pagar impuestos y por presentar declaraciones de impuestos falsas. También debe pagar un total de US$755.669 en restitución a personas afectadas, todos fieles de su iglesia.

Coontz fue ministro de Rock Wealth International Ministries entre 2010 y 2014. También escribió numerosos libros sobre fe y finanzas, como “Por favor no incautes mi auto” y “Rompiendo el espíritu de la deuda”. También operaba dos compañías con fines de lucro, Legacy Media y Coontz Investments and Insurance.

El televangelista tenía una rutina muy efectiva: se vestía con un elegante y caro traje, sacaba una Biblia e instaba a los espectadores a prometer una cantidad muy específica de dinero. “No se demore, no se demore”, decía con calma pero con énfasis.

Suena simple pero era muy rentable porque conocía muy bien a su público. Emitía canales de cable cristianos, a menudo a altas horas de la noche atrayendo a espectadores que carecía de conocimientos financieros y estaban desesperados por un cambio en sus vidas.

“Entiendo las leyes que rigen los seguros, las acciones y los bonos y todo lo relacionado con Wall Street”, dijo una vez, mirando directamente a la cámara. “Dios me ha llamado como libertador financiero”, aseveró.

Siempre se refería al dinero como una “semilla”, ya se de US$273 o de US$333, les llamaba “semillas de cambio”. Si los espectadores “plantan” una de estas, la cantidad “volvería” a ellos multiplicada, pero había truco: si el dinero no regresaba es porque no tenían “suficiente fe en Dios”.

Esquema de estafas

Los investigadores dijeron que Coontz no hizo los pagos de los impuestos correspondientes y falsificó las declaraciones de impuestos para evitar pagar lo debido.

Los investigadores dijeron que Coontz aumentó sus ingresos al facturar en exceso a las iglesias que visita para dar prédicas y charlas, inflaba sus gastos de viaje y ocultaba el dinero que obtuvo de discursos, libros y otros productos.

Se gastó decenas de miles de dólares en cosas personales y en gustos para su familia, a pesar de que eran de la iglesia.

Sus gastos incluían cobros por un total de más US$227.700 para compras de ropa y más de US$140.000 para comidas y entretenimiento en varios restaurantes, incluidos más de 400 entradas a cines.

Tenía tres autos BMW, dos Ferraris, un Maserati, un Land Rover y un yate Regal 2500.

La casa “parroquial” donde Coontz atendía a sus feligreses era un condominio de lujo de US$1.5 millones. Muchas personas aseguran haber dado dinero al pastor y se sienten estafados.