Iglesia al día

" En esta noche resuena la voz de la Iglesia: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!». Es otro “contagio”, que se transmite de corazón a corazón, porque todo corazón humano espera esta Buena Noticia. Es el contagio de la esperanza: «¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza! "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Dos atentados contra iglesias dejan al menos 44 muertos y cientos de heridos

SUBRAYADO |

El grupo Estado Islámico se adjudicó los ataques, los más sangrientos perpetrados en los últimos años contra la minoría cristiana en Egipto.

Dos atentados con bomba reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) causaron al menos 44 muertos y decenas de heridos en dos iglesias coptas en Egipto, en los más sangrientos ataques de los últimos años contra la minoría cristiana de este país.

El presidente Abdel Fattah al Sisi anunció este domingo de noche un «estado de emergencia por tres meses».

Según la Constitución egipcia, el jefe del Estado debe someter esta medida al Parlamento, en el que domina su sector político, que tiene una semana para pronunciarse.

Al Sisi se expresaba durante una conferencia de prensa en el palacio presidencial de El Cairo, pocas horas después de los dos atentados.

«Hay una serie de procedimientos a seguir, en primer lugar un estado de emergencia de tres meses», anunció con gesto grave el presidente, precisando que esta medida fue tomada para «proteger» y «preservar» al país.

Un kamikaze perpetró un ataque contra una iglesia de Alejandría (norte) en el que murieron 17 personas y 48 resultaron heridas, según un último balance actualizado del ministerio de Salud.

El individuo, que llevaba un cinturón de explosivos, se hizo estallar después de que la policía le impidiera entrar en la iglesia de San Marcos, indicó el ministerio del Interior.

El papa copto Teodoro II, que había asistido a las celebraciones del Domingo de Ramos en esa misma iglesia por la mañana, abandonó el templo antes de la explosión, según informó su secretario personal.

Horas antes, un primer atentado, aparentemente también perpetrado por un suicida, dejó 27 muertos y 78 heridos en la iglesia Mar Girgis de Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo, en el delta del Nilo.

«La explosión tuvo lugar en las primeras filas, cerca del altar durante la misa», indicó a la AFP el general Tarek Atiya, adjunto del ministro del Interior encargado de las relaciones con la prensa.

Unas imágenes difundidas por el canal de televisión privado Extra News mostraban el suelo y las paredes blancas de la iglesia cubiertos de sangre, así como bancos de madera destrozados.

El EI reivindicó ambos atentados a primera hora de la tarde, meses después de que su rama siria llamara a atacar a «los infieles o apóstatas en Egipto y en todas partes», una forma de señalar a la comunidad copta.