Iglesia al día

" “Dios tuvo un sueño para San José… le has preguntado ¿qué sueño tiene para ti?” "
Mes vocacional 2021

Noticeu Domingo 17 de Agosto: Día Nacional de la Catequesis

Catequesis1 (2)

Con motivo del Día de la Catequesis que, bajo el lema “Que se cumpla lo que deseas”, se celebrará el Domingo 17 de Agosto en las comunidades católicas uruguayas, el Presidente del Departamento de Catequesis de la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU), Mons. Carlos Collazzi (Obispo de Mercedes), dirigió una carta a los Catequistas en la que expresa su gratitud por “la tarea evangelizadora de la Catequesis, llevada adelante por tantos hermanos que, enviados por las Comunidades, anuncian ‘La alegría del Evangelio’”.

Además de subrayar su agradecimiento por “la dedicación a esta tarea primordial de la Iglesia en todos los rincones de nuestra Patria”, en su carta, Mons. Collazzi los anima a “continuar siendo mediadores del encuentro de Jesucristo y los hermanos”. “Agradezcamos la vocación de ser Catequistas y pidamos nuevas vocaciones a este ministerio para todas nuestras Comunidades”, expone.

En su misiva, el Obispo señala que la misión evangelizadora de hoy debe guiarse por la Exhortación Apostólica del Papa Francisco “La alegría del Evangelio” y las Orientaciones Pastorales de la Conferencia Episcopal: “Jesús, fuente de agua viva “.

Destaca, asimismo, que “estamos en un momento de la historia de la Iglesia, universal y nacional, donde se nos motiva a recorrer los caminos de la evangelización movidos por el Espíritu. Los grandes desafíos ‘exigen al evangelizador ciertas actitudes que ayudan a acoger mejor el anuncio: cercanía, apertura al diálogo, paciencia, acogida cordial que no condena” (E.G. 165)’”.

Oración, afiche y subsidios 

MENSAJE POR EL DÍA DE LA CATEQUESIS

Queridos Catequistas:

Celebramos en el Uruguay este domingo, el día de la Catequesis. Lo hacemos llenos de gratitud al Señor, que nos concede el regalo de conocerlo, amarlo y anunciarlo. Sentimos gratitud por la tarea evangelizadora de la Catequesis, llevada adelante por tantos hermanos que, enviados por las Comunidades, anuncian “La alegría del Evangelio”.
Agradecimiento por la dedicación a esta tarea primordial de la Iglesia en todos los rincones de nuestra Patria.

El lema de esta Jornada es: “¡Que se cumpla lo que deseas!”

En el texto del Evangelio que hoy la Iglesia proclama, escuchamos el grito de la mujer cananea: “Señor, hijo de David, ten piedad de mí”. El grito de esta extranjera es similar al de tantos que a lo largo de la historia le han dirigido y le dirigen al Maestro, y es anticipo del clamor de aquellos que quieren tener acceso a la Fe.

Es el deseo de tantos que necesitan recibir el primer anuncio (kerigma), y que van a encontrar en el diálogo con Jesús, la misericordia infinita del Padre.

Nos escribe el Papa Francisco: “En la boca del catequista vuelve a resonar siempre el primer anuncio: ‘Jesucristo te ama, dio su vida para salvarte y ahora está vivo a tu lado cada día, para iluminarte, para fortalecerte, para liberarte’. Cuando a este primer anuncio se le llama ‘primero’, eso no significa que está al comienzo y después se olvida o se reemplaza por otros contenidos que lo superan. Es el primero en un sentido cualitativo, porque es el anuncio principal, ese que siempre hay que volver a escuchar de diversas maneras y ese que siempre hay que volver a anunciar de una forma o de otra a lo largo de todas las catequesis, en todas sus etapas y momentos”. (E.G. 164).

La Exhortación Apostólica “La alegría del Evangelio”, además de llevarnos al agradecimiento por este extraordinario documento, nos debe guiar hoy en nuestra misión evangelizadora.

Por otra parte, hemos recibido a comienzos del presente año las Orientaciones Pastorales de la Conferencia Episcopal: “Jesús, fuente de agua viva”, que “presentan actitudes, criterios, modalidades, para que toda la vida de la Iglesia, sus mismas acciones cotidianas, se realicen empapadas de espíritu misionero (…) Estas Orientaciones o líneas generales de acción pastoral constituyen un marco de referencia para el servicio de la evangelización” (OO.PP. p. 4-5).

Estamos en un momento de la historia de la Iglesia, universal y nacional, donde se nos motiva a recorrer los caminos de la evangelización movidos por el Espíritu. Los grandes desafíos “exigen al evangelizador ciertas actitudes que ayudan a acoger mejor el anuncio: cercanía, apertura al diálogo, paciencia, acogida cordial que no condena” (E.G. 165).

Al augurarnos una Jornada plena de frutos para las diez Diócesis del Uruguay, los saludo y animo a continuar siendo mediadores del encuentro de Jesucristo y los hermanos.

Agradezcamos la vocación de ser Catequistas y pidamos nuevas vocaciones a este ministerio para todas nuestras Comunidades.
De Ustedes en el Señor,

+ Carlos María Collazzi
Obispo de Mercedes
Presidente del Departamento de Catequesis de la CEU