Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Diócesis de San José: 50 años de la Parroquia de Luján en Trinidad

El martes 7 de agosto, la Parroquia Nuestra Señora de Luján de la ciudad de Trinidad comenzó los festejos por sus 50 años de vida con una Eucaristía, presidida por el Obispo de San José, Mons. Arturo Fajardo.

Concelebraron la Eucaristía varios sacerdotes de la Diócesis, entre ellos, el Padre Javier Hernández (Párroco de esta comunidad por 12 años) y el Padre Sergio Pinto, vocación surgida en esa comunidad.

 Luego de la Misa, el grupo de danzas “Cambará” recreó el acontecimiento de la Virgen de Luján, junto a la exhibición simultánea de la película que narra esta historia milagrosa. Finalizando esta celebración, compartió un brindis en los salones parroquiales.

Historia (Tomada de Ecos Regionales)

En abril de 1956 el periódico “La Idea Nueva” informa que el oratorio de Luján, ubicado en las calles José González y Manuel Oribe, se debió clausurar debido a las malas condiciones de la modesta construcción. Se informa también de la adquisición de un terreno en la esquina de19 de Abril y Florencio Sánchez frente al predio que ocupa el Grupo Nº 1 de Viviendas Económicas y en el que se proyecta construir la nueva Capilla, que estaría bajo la advocación de uno de los nombres más populares de la Madre de Jesús en estas tierras rioplatenses: la Virgen de Luján.

La obra fue llevada adelante por iniciativa del entonces Cura Párroco de la Santísima Trinidad, Pbro. Luis Belando Viola, quien fue considerado como artífice de la misma.

El cálculo del costo de la obra se situaba en alrededor de los 50 mil pesos; si bien se sabía que la suma era importante, se descontaba el decidido apoyo y la generosidad de los católicos de Flores, para hacer frente al costo de la misma.

El 13 de mayo de ese año, en el Día de los Católicos de Flores” se programa la ceremonia de bendición y colocación de la piedra fundamental de la nueva capilla; ésta fue presidida por el Obispo Diocesano Monseñor Dr. Alfredo Viola.

El sábado 24 de noviembre de 1956, con la presencia del Obispo Mons. Viola quedaba inaugurada la Capilla del Luján; construida como se ve en el breve lapso de 6 meses. La ceremonia estuvo precedida de una caravana de automóviles, encabezada por una camioneta que portaba la imagen de la Virgen del Luján y luego de la bendición del nuevo Templo se celebró la Misa Vespertina.

La Capilla se construyó con gran amplitud, se le anexó una casa de dos habitaciones, dos cuartos de baño y una galería semi- cerrada que posteriormente dio lugar a la construcción del Bautisterio, el despacho y un pequeño salón parroquial.

En el Boletín “Vida parroquial” del 14 de abril de 1957, se daba noticia de la campaña de 10 pesos para la Capilla de Luján, con la cual se pensaba pagar el préstamo contraído para la culminación de la obra, cuyo costo final ascendió a 80 mil pesos.

“La Capilla de Luján parecía reclamar la presencia de un Cura Párroco” nos dirá el Padre Ferrero en ese entonces nuevo Cura Párroco de la Santísima Trinidad. “Fue ese el motivo que me impulsó y me animó a presentar al Sr. Obispo Monseñor Baccino (pues al poco tiempo de legar a Flores el Padre Ferrero, la Parroquia de la Santísima Trinidad quedó en la Jurisdicción de la Diócesis de San José) una sugerencia: la creación de la Parroquia de Luján en la Capilla del mismo nombre, levantada anteriormente con mucha visión de futuro por el Padre Luis Belando. Al Sr. Obispo le pareció muy buena la sugerencia y así surgió la Parroquia Nuestra Señora de Luján con su flamante Primer Cura Párroco al frente de la misma: el Pbro. Juan Pécora”.

El día 7 de agosto de 1962, el Obispo de San José de Mayo, Dr. Luis Baccino invocando la necesidad de que “las comunidades cristianas progresen en el conocimiento de la doctrina, crezcan y se vigoricen en ellas, la vida divina de la gracia y florezcan todas las virtudes cristianas”, y del hecho de que el crecido número de fieles de la parte norte de la ciudad de Trinidad u del norte del Departamento necesitaban de “la acción permanente de un sacerdote que viva en el medio”; determinó la división del territorio de la Parroquia de la Santísima Trinidad tanto en la ciudad como en el Departamento, erigiendo así una nueva parroquia otorgándosele el título de Nuestra Señora de Luján.

Dicha parroquia tendrá como sede la capilla de Nuestra Señora de Luján. La jurisdicción de la misma estaría comprendida por el Norte: el río Yí desde su desembocadura en el Río Negro, por el Este: el mismo río Yí hasta la desembocadura del arroyo Maciel. Este arroyo hasta la ruta 14; por el Sur: la ruta 14 hasta la calle José Pedro Ferrer; esta calle  hasta la calle Inés Durán; ésta hasta la ruta 3; esta ruta hasta el camino Pao Hondo; este camino hasta el cruce con el Arroyo Grande; por el oeste: el arroyo Grande desde el Paso Hondo hasta su desembocadura en el Río Negro.

El domingo 19 de Agosto Monseñor Baccino designaba como primer Cura Párroco de la nueva Parroquia al Pbro. Juan Pécora, que se desempeñaba desde setiembre de 1955, como Teniente Cura de la Parroquia de la Santísima Trinidad.

Al dar la noticia el periódico “La Idea Nueva” comentaba: “Italiano de nacimiento, el Padre Pécora se ha asimilado rápidamente a nuestros usos y costumbres , siendo actualmente un digno integrante de nuestro ‘clero criollo’; es destacable también su labor al frente de las organizaciones juveniles como el Centro de jóvenes católicos y sus actividades religiosas, sociales y deportivas”.

El domingo 9 de setiembre a las 9 y 30 horas, durante el transcurso de la Misa solemne presidida por el Sr. Obispo de San José y Flores Dr. Luis Baccino, tomaba posesión como Cura Párroco de la Parroquia Nuestra Señora de Luján el Pbro. Juan Pécora. Comenzaba así un nuevo desafío: construir con los vecinos y fieles la comunidad de la nueva jurisdicción parroquial.

Mtro. JOSÉ ALDECOA Libro: Misionero y Párroco “Padre Juan Pécora”