Iglesia al día

" El Señor no quiere que pensemos continuamente en nuestras caídas, sino que lo miremos a Él, que en nuestras caídas ve a hijos a los que levantar y en nuestras miserias ve a hijos a los que amar con misericordia. "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Diferencias y acuerdos entre Obama y Francisco

EL PAÍS |

ANTICONCEPTIVOS, ABORTO Y BIOÉTICA, TEMAS DE SU CHARLA

El papa Francisco abordó ayer con el presidente estadounidense, Barack Obama, los temas candentes del aborto, anticonceptivos y bioética, en un encuentro en el Vaticano en el que hubo divergencias, pero sí un acuerdo para luchar contra el tráfico de seres humanos en el mundo.

La intensa jornada de Obama en Roma se inició con una audiencia privada en el Vaticano con el primer Papa latinoamericano. El mandatario fue recibido, según el tradicional protocolo, por el pontífice argentino en su estudio privado, donde permaneció 50 minutos, una duración excepcional que refleja la importancia concedida al encuentro.

“Soy un gran admirador suyo”, le dijo Obama en inglés al saludar a Francisco con una sonrisa radiante, mientras el papa parecía más formal.

Una breve y fría nota divulgada por la oficina de prensa del Vaticano al término del encuentro informó que los dos líderes, en un clima “cordial”, abordaron temas candentes para las relaciones entre el gobierno democrático de Obama y la jerarquía de la Iglesia católica.

Entre esos asuntos delicados figura el derecho de los católicos “a la objeción de conciencia” en casos de aborto y anticonceptivos, lo que suscita enfrentamientos con los movimientos católicos ultraconservadores.

El fenómeno de la migración ilegal en Estados Unidos, que afecta a unos 11 millones de personas, muchos de ellos latinoamericanos, también fue abordado durante la reunión a solas (con dos traductores) entre el Papa y Obama.

Según la prensa estadounidense, Obama, de religión protestante, intenta conquistar el influyente voto latino a través de una relación privilegiada con el Papa latinoamericano, muy popular en todo el continente.

El pontífice y el primer presidente afroamericano de Estados Unidos acordaron “erradicar el tráfico de seres humanos en el mundo”, un fenómeno que afecta gravemente a cientos de centroamericanos y sudamericanos que entran ilegalmente a ese país.

“El pensamiento del Papa es precioso para comprender cómo podemos ganar el reto de combatir la pobreza extrema y la desigualdad en la distribución de los ingresos. Con sus continuas palabras sobre la justifica social, el pontífice nos advierte del riesgo de habituarnos a las desigualdades extremas, hasta el punto de aceptarlas como algo normal”, dijo Obama tras el encuentro.