Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Desde que pueden adoptar, solo una pareja gay se presentó al INAU

EL OBSERVADOR |

Ley. Hoy se aprueba el proyecto que legaliza el matrimonio igualitario

El martes 2 el Senado aprobó la ley y queda el último paso

El Parlamento legalizará hoy el matrimonio entre personas del mismo sexo en un proyecto que también habilita la adopción de niños por parte de esas parejas. En el oficialismo se defendió el proyecto que se considera surgido “de la sociedad”. Sin embargo, adoptar niños por parte de homosexuales ya es posible desde 2009, pero las parejas de gays no han mostrado gran interés.

Según registros oficiales, en los últimos cuatro años solo una pareja de hombres se anotó para adoptar un niño y aún no lo logró. El número es mayor (12 adopciones desde 2009 a hoy) cuando se trata de personas solas –algunas pueden ser homosexuales– quienes cumplieron con los requisitos para adoptar y hoy tienen un niño a su cargo.

En el Senado, si bien el texto se aprobó con una clara mayoría de 23 a 8, quedó claro que el mayor cuestionamiento venía por el lado de las adopciones y no tanto por darles derechos a los homosexuales que decidan vivir juntos. La senadora Constanza Moreira (MPP) dijo en sala que, seguramente, ocurrirá con la adopción de niños por parte de homosexuales lo mismo que en 1907, cuando se legalizó el divorcio y no hubo una andanada de parejas yendo a formalizar su separación. Y los números del INAU le dan la razón.

En Uruguay, desde el año 2009 los homosexuales pueden adoptar, pero desde entonces solo una pareja formada por dos hombres se inscribió para adoptar.

La directora del departamento de adopciones del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), Beatriz Scarone, señaló a El Observador que tras la aprobación de la ley 18.590 de setiembre de 2009 hubo varias consultas de parejas de homosexuales interesadas en adoptar pero solo una se inscribió “y actualmente está en proceso de evaluación” por parte del organismo.

Esa pareja ya participó del primer taller de un total de tres, luego vendrá la valoración social y psicológica con técnicos del INAU y, si cumple con las exigencias, entonces podrá ingresar al Registro Único de Aspirantes.

En ese registro actualmente hay 90 familias, mientras que son 15 los niños que ya tienen autorización del juez para ser adoptados. Algunos de esos menores tienen dificultades de salud, problemas de conducta, historias de maltrato grave, otras historias complicadas, y no todas las familias están dispuestas a llevarlos a su casa.

Desde 2009 hasta el 8 de abril de 2013, el INAU dio en adopción a 274 niños, Además, en la última década hubo 14 adopciones internacionales que se concretaron con familias de Noruega, España, EEUU y Canadá, según datos oficiales.

De todos modos, el INAU tiene a su cuidado cientos de niños plausibles de ser adoptados, dijo a El Observador la diputada nacionalista Verónica Alonso, para quien el proceso de adopción es “tremendamente complejo y lento”.

El director del INAU, Jorge Ferrando, afirmó a El Observador que la normativa actual no restringe la adopción solo a las personas que estén en pareja o que sean heterosexuales. El texto no autoriza a que los homosexuales puedan adoptar pero tampoco lo prohíbe, por lo que se interpretó que la norma habilitó el camino para que los homosexuales puedan hacerse cargo de un niño. Ferrando agregó que el organismo valora varias condiciones y capacidades de la persona para tomar una decisión sobre su plenitud para adoptar y recordó que la violencia familiar surge hoy mayoritariamente de los matrimonios tradicionales.

En los hechos, una de las vías utilizada por los homosexuales para adoptar es que el trámite lo inicia una sola persona, ya sea hombre o mujer, aunque tampoco les resulta sencillo. En los registros figuran como “hogares monoparentales” aunque no todos ellos tienen por qué ser homosexuales.

El INAU no pregunta sobre las opciones sexuales del interesado a adoptar pero si ese individuo está en pareja, ya sea del mismo sexo u otro, ambos deberán ir a las entrevistas con los psicólogos y asistentes sociales del INAU. Scarone explicó que el organismo “no cuestiona” si la persona es homosexual pero trabaja sobre datos de su vida, su historia y entorno. “Si está en pareja, ambos deberán compartir el proyecto de adoptar e ir juntos a las entrevistas del INAU”, acotó.

La jerarca dijo que la nueva ley que se aprobará hoy en Diputados implicará “nuevos desafíos que se propone la sociedad, que evoluciona sobre el ejercicio de derechos de las personas pero por otro lado sigue discriminando”. Para Scarone en materia de adopción debe quedar claro que lo más importante es el niño. En el debate del Senado, Luis Alberto Lacalle dijo que “el concepto es darle una familia al niño y no un niño a la familia”. El expresidente estuvo entre los que se opuso al matrimonio entre homosexuales. l

Cualquiera puede adoptar

La ley 18.590 modificó el Código de la Niñez. Establece que “cualquier interesado puede solicitar la tenencia de un niño, niña o adolescente siempre que ello tenga como finalidad el interés superior de este”. El juez de Familia deberá evaluar el entorno familiar ofrecido por el interesado. La persona que ejerce la tenencia está obligada a brindarle al menor la protección y cuidados necesarios para su desarrollo integral. Si alguien no puede proseguir con la tenencia, deberá ponerlo en conocimiento del juez.

Las claves

Legal. El proyecto de ley que se aprobará hoy legaliza el matrimonio homosexual.

Autoriza la adopción de menores por parte de las parejas homosexuales.

Permite el matrimonio a los 16 años, cuando hoy es desde los 12 años para las mujeres y 14 años para los varones.

Autoriza que la pareja pueda elegir el orden de los apellidos de sus hijos.

Cambian las causales de divorcio y se habilita que sea por iniciativa de cualquiera de los dos cónyuges.