Iglesia Católica Conferencia Episcopal del Uruguay

Departamento de Liturgia

EDITORIAL | marzo-abril 2020

Editorial

Marzo – Abril 2020 Carta a los lectores

Convocado por el equipo del CLAM para escribir la presente “editorial”, surge como primera acción y encuentro con los lectores el saludo de Paz a todos; Paz que proviene del Señor que nos convoca y a quien confesamos como Señor de nuestras vidas.

Desde hace tantos años, la “revista CLAM” es un subsidio y material de apoyo para la experiencia de encuentro que celebramos y vivimos en la Liturgia, particularmente en la Eucaristía.

Quiero tener una palabra de recuerdo agradecido para quienes han llevado adelante, desde hace tantos años, la silenciosa, esmerada y generosa labor de hacer y poner en nuestras manos las sucesivas ediciones. Extiendo mi reconocimiento a quienes tienen en el presente esta responsabilidad.

Muchos nombres vienen a la memoria y tantos materiales integrados en las distintas ediciones que se han sucedido a lo largo del tiempo.

Estimamos esta revista, fruto de la creatividad y labor de tantos, que debemos estimar como “lo nuestro”, fruto de la participación y preocupación de nuestra Iglesia en Uruguay y de sus miembros para apoyo a las más cercanas y lejanas comunidades, familias y personas que desde años y hasta el presente se valen de él en la preparación y en la participación en la asamblea.

Valorar lo nuestro y lo de nuestra gente es virtud humana y valor cristiano.

Los suscriptores y lectores del CLAM, al recibir la presente edición, estarán recorriendo el tiempo de Cuaresma y en camino hacia las celebraciones de la Semana Santa e inicio del tiempo Pascual. Este número será el que les acompañará en este camino de vida; con el contenido propio de esta edición, seremos ayudados a vivir de mejor forma la dinámica espiritual de este tiempo y nos posibilitará el acercamiento y mayor comprensión del misterio Central de la Fe que nos aprestamos a celebrar.

Escucharemos en el núcleo y centro de la celebración de la Vigilia Pascual el anuncio del Ángel: “no teman, yo sé que ustedes buscan a Jesús, el Crucificado. No está aquí porque ha resucitado’”.

¡Recibimos el anuncio con grandeza de Fe y admiración! Es una invitación a seguir los pasos de la Vida con aquel que está vivo, que va por delante nuestro invitándonos a transitar esta historia suya y que nos hace colaboradores en ella mediante la
escucha de su Palabra. El Resucitado nos da fuerza y certeza en el caminar, al realizar día a día las opciones que debemos tomar ante las variadas situaciones y circunstancias que la vida nos presenta, que nos interpelan, nos provocan en la fidelidad que le debemos ante las situaciones de la historia.

Caminemos, pues, constructores de la Historia con el Señor, particularmente en este Año de Gracia del Señor 2020, donde pondremos la centralidad y pauta del camino a Jesús en la Eucaristía en las celebraciones que irán preparando el V Congreso Eucarístico Nacional, bajo el lema: «TOMEN Y COMAN: MI CUERPO ENTREGADO POR USTEDES».

Sintámonos todos convocados a participar y a encontrarnos como Iglesia, en los distintos momentos, Parroquiales, Diocesanos, y Nacional en Montevideo en el mes de octubre.

A todos, suscriptores y lectores les doy la Paz y los saludo fraternamente y con mi bendición.

+ Mons. Pedro Wolcan Olano
OBISPO DE TACUAREMBÓ

Print Friendly, PDF & Email

Páginas