Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Sin categoría Del prólogo de “La Educación del Pueblo” de José Pedro Varela

“Por lo que respecta al fondo de este libro, a las ideas desarolladas, la Educacion del Pueblo, está lejos de ser improvisación: es el resultado de seis u ocho años de estudios, seguidos con inalterable constancia, al través de todos los acontecimientos de la vida, en el firme y decidido propósito de profundizar, hasta donde me fuese posible, las cuestiones relativas a la educación del pueblo, y de buscar la verdad. Y es esto tanto más cierto, cuanto que ni remotamente aspiro a los honores de la originalidad. Soy de los que creen que la educación es una verdadera ciencia, en cuyo campo solo pueden agitarse, con provecho, después de realizar detenidos y mediatos estudios. Y en las ciencias no se improvisa, ni se inventa, ni es fácil que agreguen en ellas un nuevo descubrimiento, sino aquellos que han sido dotados por la naturaleza con cualidades excepcionales.
Es así que la Educación del Pueblo, no es mas que un resumen de los libros que he leído con respecto a educación, escogiendo de entre ellos lo que, con arreglo a mi criterio y a mis propias observaciones, he creido mas exacto y mas conveniente. En algunos casos he citado los libros que mas me han servido de guía: en otros he dejado de hacerlo, porque he introducido modificaciones en la forma, o he aceptado solo en la parte las opiniones de los autores. Escudo, pues, mi inexperiencia practica, en cuestión educacionistas, tras de la reconocida autoridad de la mayor parte de los autores que me han servido de fuente. He tratado de condensar y coordinar opiniones y experiencias ajenas, como resultado de estudios hechos a ese respecto, creyendo que serviría con más eficacia la causa de la educación del pueblo, presentando el ejemplo de otros países, mucho más adelantados que nosotros, y valiéndome del rico caudal atesorado por ellos, y no tratando de recoger, en cosecha propia opiniones que pudieran alagar mi vanidad de autor, que serian originales, pero que no tendrían ni la sanción de la experiencia, ni la autoridad y el prestigio que prestan a las ideas el que, puestas en práctica, produzcan satisfactorios resultados”.

————————

En La Educación del Pueblo, ver página 58:

“Aun cuando se refiere a época no muy reciente, parécenos ventajoso reproducir la siguiente comparación que establece Mayhew en la obra que hemos citado ya varias veces: “En Inglaterra…”