Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Debatirán habilitar préstamo de vientre para parejas de homosexuales

EL OBSERVADOR |

Cambio. El matrimonio igualitario obliga a repensar el proyecto de reproducción asistida; también incluirán a las mujeres solas

La ley prevé que las parejas infértiles podrán someterse a tratamientos

La nueva ley de matrimonio igualitario que atribuye a la unión de una pareja homosexual los mismos derechos de una alianza heterosexual, obligará a readecuar el proyecto de reproducción humana asistida, puesto que el texto aprobado por la Cámara de Diputados está dirigido a parejas heterosexuales. El proyecto plantea que se incluya el préstamo de vientre entre familiares de hasta el segundo grado de consanguinidad para los casos de parejas de homosexuales hombres que quieran concebir un hijo. Otro aspecto que se sumará en la normativa es la posibilidad de que mujeres solas puedan practicar esta técnica, lo que tampoco está contemplado en el proyecto a estudio.

La semana pasada la comisión de salud del Senado comenzó a analizar los artículos del proyecto para determinar las modificaciones que se deberán realizar. Pero son conscientes de que llevará mucho tiempo aprobarlo, ya que se deberá reformular gran parte de la normativa.

La legislación determina que solo aquellos que luego de un año de relaciones sexuales frecuentes no hayan logrado una gestación, podrán realizar el procedimiento de reproducción asistida. Luego de presentar la documentación que pruebe la imposibilidad, haber sido informado sobre otras soluciones como la adopción y justificar la elección por estas técnicas, la pareja podrá presentarse a una de las instituciones (privadas o públicas) habilitadas por el Ministerio de Salud Pública para realizar el procedimiento. La senadora frenteamplista Constanza Moreira, que integra la Comisión de Salud de la cámara alta, dijo a El Observador que se rediscutirá este aspecto, ya que no se respeta la intimidad de la persona. Se “cambió el foco de perspectiva, para decir que estas técnicas son un derecho que puede ser usado o le compete a toda persona que quiera ejercerlo”.

Préstamo de vientre

El diputado nacionalista Luis Lacalle Pou explicó que se debería incluir en la ley la posibilidad de vientre de alquiler para las parejas.

Mientras que el senador del mismo partido, Carlos Moreira, quien también integra la Comisión de Salud, considera que será difícil regular este aspecto porque al establecer el préstamo de vientre, puede dar lugar a engaños para burlar la ley y crear un negocio ilegal.

Por su parte, el presidente de la comisión, Alfredo Solari, del Partido Colorado, considera que “este aspecto tiene que incluirse porque es la única opción en el caso de las parejas de dos hombres”. Explicó que la ley prevé la creación de delitos que no están tipificados, por lo que se reunirán con la Comisión de Legislación y Códigos de la cámara alta para determinar las posibles sanciones legales. La directora del laboratorio del Centro de Esterilidad Montevideo, Lidia Cantú, afirmó que “podría contemplarse en el proyecto para mujeres solas o para parejas de homosexuales porque en ambos casos se necesitaría un útero subrogado y esta ley lo prohíbe”.

Este centro recibe parejas de mujeres homosexuales que desean concebir. No es el caso de las parejas de hombres homosexuales o de mujeres que tienen un problema en el útero; estos se ven inhabilitados para concebir por la falta del mismo por lo que deciden viajar al exterior para realizar el procedimiento en un país que lo permita. Pese a que en Uruguay las técnicas de reproducción asistida se realizan hace más de 25 años, recién el año pasado se redactó un proyecto de ley que da un marco legal a estas prácticas.

A pesar de que varios legisladores están a favor del proyecto, señalaron que hay aspectos que deben ser mejorados. Uno de ellos es el artículo 7, el cual establece que la donación de gametos debe ser honoraria, anónima y única. Solo en condiciones excepcionales, como por ejemplo problemas de salud en el hijo, se revelará la identidad del donante. Los gametos quedarán guardados en un banco creado por el Instituto de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos.

Solari planteó además que el proyecto “tiene una contradicción porque dice que un niño concebido por estas técnicas es hijo legítimo del donante pero también los padres genéticos pueden reclamar esa paternidad”. Frente a esto, el legislador del Partido Independiente, Daniel Radío, señaló: “Hay dos platillos en la balanza, por un lado está el derecho del niño de conocer las técnicas mediante las cuales nació, pero por otro está el derecho del anonimato del donante”. Este último influye en el número de donantes porque el hecho de que la donación sea desconocida estimula a que varios participen.

Cantú explicó que las técnicas realizadas son de alta complejidad ya que las fecundaciones se realizan fuera del cuerpo de la mujer. El número de parejas atendidas por año aumentó de 80 casos en la década de 1990 a 260 en 2012. En general, el 45% de los casos aproximadamente tiene éxito y logra tener hijos. El procedimiento cuesta US$ 7.000. El proyecto de ley contempla que los gastos requeridos para tales técnicas deberán ser solventados por el Estado, con el fin de asistir a aquellos que no puedan afrontar los costos. “En el Ministerio todavía no tenemos opinión formada sobre este proyecto”, afirmó el subsecretario de Salud Pública, Leonel Briozzo. Cantú destacó que “estos procedimientos no solo no se financian sino que hasta algunos seguros médicos cuando atienden a pacientes les hacen firmar una declaración jurada que afirma que no se hicieron una fertilización asistida”. l

Requisitos

Mayoría de edad de la mujer.

Asesoría previa a la pareja sobre otras posibilidades, como por ejemplo la adopción.

Justificación para la fertilización in vitro como último procedimiento para concebir por parte de la pareja o la mujer.

Constancia de estudios y tratamientos realizados para probar la infertilidad.

Exámenes clínicos y paraclínicos que prueben la ausencia de enfermedades de transmición sexual, entre otras.

Anuencia de información previa sobre posibles riesgos de las operaciones.

Apunte

Proyecto aprobado ignora la realidad

Los legisladores consultados, coincidieron en que la Cámara de Diputados aprobó el proyecto sin contemplar el hecho de que estaba a punto de aprobarse la ley de matrimonio igualitario, lo que cambiaría notoriamente la normativa. “Hubo un compromiso de avanzar porque estábamos muy bloqueados y dejamos que el Senado habilitara determinados cambios”, dijo la diputada frenteamplista Berta Sanseverino, mientras que Alfredo Solari consideró que ahora se multiplica geométricamente el trabajo en comisión.