Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Cursos de yoga: Bienestar Universitario rechaza denuncia de presunta secta

SUBRAYADO |

Autoridades afirman que en 4 años no hubo una queja y que si alguien tiene algo que denunciar lo debe hacer ante ellos para que investiguen.

Desde 2014 la Universidad de la República lleva adelante el proyecto “Yoga y meditación UdelaR”, que es coordinado por el profesor Octav Fercheluc, de nacionalidad rumana.

Los cursos, que comenzaron en la Facultad de Psicología, fueron tomados por el Servicio Central de Bienestar Universitario y se extendieron a distintas áreas de la Universidad.

El psicólogo Álvaro Farías, especializado en sectas, recibió consultas acerca de la vinculación que podría tener este proyecto con una secta denunciada a nivel internacional por abusos sexuales, pornografía y tráfico de personas y decidió hacer pública su sospecha.

Para Silvia Rivero, presidenta de Bienestar Universitario, fue una sorpresa la denuncia que se hizo a través de los medios sobre una presunta secta que ofrece cursos de Yoga en la Universidad de la República. Señala que en cuatro años que funciona el programa no habían recibido ninguna.

“Nos parece que si tanto el licenciado Farías o alguna persona tiene alguna prueba o quiere denunciar algo tendría que hacerlo ante nosotros para que podamos investigar de qué se trata”, afirmó Rivero.

A las clases que imparte el rumano Octav Fercheluc asisten más de 1.000 personas entre estudiantes, egresados, docentes y funcionarios. El hombre no es docente de esa casa de estudios, pero la Udelar lo apoya a pedido de los centros de estudiantes y le gestionan el lugar donde imparte sus clases para las personas que se benefician de Bienestar Universitario.

Andrea Ricciardi, una de las practicantes del yoga impartido por Fercheluc conversó con Subrayado y dijo que nunca vio nada negativo o fuera de la legalidad.

Por otro lado, la doctora Ana Fraga, colaboradora en Bienestar Universitario alega que el yoga no es una religión y por lo tanto no se rompe la laicidad.