Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Cuenta regresiva para la ley que despenaliza el aborto

EL PAÍS |

Senado. El FA ya dijo a la oposición que el tiempo se agotó

DANIEL ISGLEAS

Comienza la cuenta regresiva para el proyecto sobre el aborto en el Senado. El miércoles, con ajustada mayoría, la despenalización quedará sancionada. De todos modos, siguen las gestiones para que Saravia vuelque la balanza contra la iniciativa.

El proyecto de ley de despenalización del aborto fue aprobado el 25 de septiembre en la Cámara de Diputados con los votos de 49 legisladores del Frente Amplio (Andrés Lima, de Salto, votó en contra) y el diputado del Partido Independiente Iván Posada, lo que le dio una mayoría ajustada de 50 a favor y 49 en contra.

No acompañaron la iniciativa las bancadas del Partido Nacional, Partido Colorado y el diputado del Partido Independiente Daniel Radío.

En el Senado, la despenalización del aborto cuenta con los votos justos también. Lo apoyarán los 16 legisladores del Frente Amplio más el nacionalista Jorge Saravia (Concertación Repúblicana Nacional), que fue firmante del proyecto de ley original cuando aún integraba la coalición de izquierda.

El proyecto de despenalización del aborto necesita mayoría simple para ser aprobado. A favor hay 16 votos del Frente Amplio. Rodolfo Nin Novoa cambió su posición y ahora votará a favor, en tanto Carlos Baraibar pedirá suplente para que vote a favor.

En el Partido Nacional, solo Saravia anunció su voto afirmativo. En el Partido Colorado, los cinco senadores votarán en contra por decisión de los dos sectores mayoritarios del partido, Vamos Uruguay y Propuesta Batllista.

ASUNTO POLÍTICO. En estas horas, el edil blanco Carlos Iafigliola, integrante del Movimiento Pro Vida, que es uno de los que se opone a la despenalización, reanudará sus gestiones en procura de que el Directorio del Partido Nacional declare como “asunto político” el voto en contra de ese proyecto para que ello obligue a Saravia a no votarlo. Como los votos están justos, un cambio en Saravia haría fracasar la ley.

Iafigliola explicó a El País que en estas horas hablará con el presidente del Directorio blanco, Luis Alberto Heber, y con el titular de la Agrupación Parlamentaria nacionalista, Gustavo Penadés. Iafigliola dijo que presentará dos elementos a favor de que se declare “asunto político” la votación contraria. Uno es la reciente declaración de la comisión de Derechos Humanos del PN contraria a la iniciativa, diciendo que atenta contra la Constitución en lo que refiere a la protección de la vida.

El otro elemento es que en 1985, cuando se iba a tratar la ley de amnistía para los presos, el Directorio nacionalista declaró como “asunto político” por decisión del entonces titular del ejecutivo, Wilson Ferreira Aldunate, la votación de esa ley.

La Agrupación Parlamentaria del Partido Nacional se reunirá antes del miércoles 17 cuando se celebre la sesión del Senado donde deben aceptarse o rechazarse en una única votación los cambios hechos por Diputados.

Mañana martes 16, el presidente de la comisión de Salud del Senado Carlos Moreira (PN) encabezará una reunión en la que ya se le adelantó que la intención del Frente Amplio es aprobar ese día el proyecto recibido de Diputados y llevarlo al día siguiente a sala, incluso, sin recibir a delegaciones sociales o religiosas que deseen pronunciarse ya sea a favor o en contra.

El plenario del Senado será convocado para el miércoles 17 a primera hora de la mañana, seguramente a las 9.30.

Encuesta telefónica anónima

En los últimos días, organizaciones a favor y en contra de la iniciativa para despenalizar el aborto han realizado consultas telefónicas a los ciudadanos requiriendo su opinión sobre la ley. Testimonios acercados a El País indican que en ningún caso se pudo identificar a los autores de las llamadas porque una máquina grabadora formulaba la pregunta. Hubo reacciones de disgusto y los encuestados no respondieron.