Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Cuatro años del grupo de adoración eucarística de la Catedral de San José

slide_adoracion_4años

El grupo que anima la Adoración Eucarística de la Catedral de San José los primeros viernes de cada mes, cumple 4 años.

Lo celebrarán el Domingo 2 de junio, Solemnidad de la Ascensión del Señor, con un encuentro-retiro, que tendrá lugar  a las 17 horas, en el Hogar Católico. Compartirán  un tiempo de Adoración Eucarística y la celebración de la Santa Misa, prevista a las 19 horas.

“SIN LA EUCARISTÍA NO PODEMOS”

“Con estas palabras los mártires cristianos contestaban al imperio cuando les querían prohibir la celebración de la Santa Eucaristía.

La Adoración no es sino la continuación obvia de la Celebración Eucarística la cual es, en sí misma, el acto más grande de Adoración de la Iglesia.

La Adoración fuera de la Misa prolonga e intensifica lo acontecido en la misma Celebración litúrgica.” expresa Mons. Arturo Fajardo.

“Una comunidad cristiana que quiera ser más capaz de contemplar el rostro de Cristo, en el espíritu… ha de desarrollar este aspecto del culto eucarístico, en el que se prolongan y multiplican los frutos de la comunión del cuerpo y sangre del Señor.” Juan Pablo ll
En el BLOG https://adoracioneucaristicasanjose.blogspot.com/ se puede encontrar más información.

CARTA PASTORAL. Effatá. Ábrete. Hacia una Reconfiguración Pastoral

La Eucaristía es Sacramento de unidad y de caridad, es el culmen de la vida de la Iglesia. En ella el Señor se hace cercano, nos toca y nos abre a su Palabra. Se vuelve alimento sanador y nos abre a los hermanos. Este Sacramento “es el encuentro personalísimo con el Señor, y, sin embargo, nunca es un mero acto de devoción individual”[1]. Por eso resuenan con tal fuerza en nosotros las palabras del Papa Benedicto XVI: “Una Eucaristía que no comporte un ejercicio práctico del amor es fragmentaria en sí misma. Viceversa —como hemos de considerar más detalladamente aún—, el `mandamiento´ del amor es posible solo porque no es una mera exigencia: el amor puede ser “mandado” porque antes es dado”[2].

[1] BENEDICTO XVI. Deus Caritas Est. n. 14.
[2] BENEDICTO XVI. DCE. n. 14.

Tomado de http://diocesisdesanjosedemayo.org/4-anos-del-grupo-de-adoracion-eucaristica-en-la-catedral-de-san-jose/