Iglesia al día

" En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios (2 Co 5,20). "
Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2020

La Iglesia en los medios Crece el escándalo del sacerdote Grassi

EL PAÍS |

El escándalo del sacerdote Julio César Grassi, preso por abuso de menores, tuvo repercusiones políticas ayer tras la difusión de un informe periodístico que aseguraba que el cura desviaba en su provecho las donaciones recibidas.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, dispuso ayer la intervención de la Fundación Felices los Niños, fundada por Grassi.

Scioli ordenó al Ministerio de Justicia que realice una «profunda investigación» en la Unidad Penal 41 de Campana, donde está detenido el sacerdote, para determinar las responsabilidades sobre la denuncia por irregularidades en el manejo de donaciones».

Además, la jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense, Florencia Piermarini, apartó hoy cargo al responsable de la Unidad 41 de Campana. La policía allanó ayer tanto la sede de la fundación como la casa particular de Grassi.

El programa «Periodismo Para Todos», de Canal 13, mostró el domingo que personas allegadas a Grassi habrían desviado donaciones recibidas por la fundación y destinadas a los niños. El destino de esos desvíos era el penal de Campana, donde Grassi cumple desde setiembre pasado la condena a 15 años de prisión impuesta en el 2009 por haber abusado de un menor de edad al que debía cuidar. El programa también reveló que el cura goza de algunos beneficios en su reclusión, como un televisor Led de 21 pulgadas con conexión a una señal satelital. Además, en la última requisa detectaron que tenía cinco celulares con los que se comunicaba con el exterior.