Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Cotugno prohibió al Círculo dar misa

EL PAÍS |

El Día de los Difuntos habrá una jornada de oración

El Círculo Católico se disculpó con sus socios por no poder brindar una misa el próximo 2 de noviembre, Día de los Difuntos, y reveló en su página web que está impedido de hacerlo por orden del Arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno.

El Círculo invitó a sus socios para una “jornada de lectura, oración y reflexión en la capilla del Panteón Social” el próximo viernes a la hora 10. En la invitación a sus socios, la directiva de la institución mutual expresa que “lamenta profundamente no poder brindar Santa Misa en memoria de nuestros familiares y amigos, como ya es tradición para el Círculo Católico”.

La institución publicó ayer en su página web una carta que recibió del Arzobispado de Montevideo.

La nota con fecha 21 de junio pasado, dirigida a la directiva del Círculo y firmada por el obispo auxiliar de Montevideo, Milton Tróccoli, señala que “dada la situación de no comunión con el Arzobispo de Montevideo, y por lo tanto con la Iglesia Católica, en que ha incurrido la dirigencia de esa institución, no está permitido celebrar la Sagrada Eucaristía en la sede de la misma. Esta decisión ha sido tomada luego de haber consultado al Nuncio Apostólico en el Uruguay, que representa al Santo Padre, y es vínculo de comunión con la Santa Sede. Por lo tanto, queda suspendida toda celebración en la capilla de la institución hasta que el Sr. Arzobispo disponga lo contrario”.

Durante la gestión del expresidente del Círculo Católico, Daniel López Villalba, se produjo una reforma de los estatutos y los socios aprobaron la escisión de la Iglesia. En las recientes elecciones ganó Cecilia López, hija del anterior presidente, quien continúa con la política de mantener distancia de la Iglesia.