Iglesia al día

" “Dios tuvo un sueño para San José… le has preguntado ¿qué sueño tiene para ti?” "
Mes vocacional 2021

Noticeu Congregación Misionera de San Ignacio de Antioquía llega a la Diócesis de Melo

16-10-09-presentacion-adeildo-a-cardenal

El primer fraile de la familia ignaciana que llegó a Melo fue presentado al Cardenal Sturla en la Fiesta Diocesana del 9 de octubre

La Congregación Misionera de San Ignacio de Antioquía, presente en Brasil e Italia, comenzó un proceso de inserción en la Diócesis de Melo con la llegada de un primer fraile, Adeíldo, diácono en camino al sacerdocio.

La Congregación fue fundada hace 25 años y está presente en la Diócesis de Baurú (Estado de San Pablo, Brasil), y en la Diócesis de Sulmona-Valva (Italia).

P. Gino Serafín, fundador

El 17 de octubre de 1991, hace hoy 25 años, el P. Gino Serafín fundó en Brasil la Congregación Misionera de San Ignacio de Antioquía. Gino Serafín, nacido el 28 de julio de 1936, llegó a Brasil como sacerdote “Fidei Donum”, enviado por la Diócesis de Sulmona-Valva, donde reside actualmente. La Familia Ignaciana está formada por misioneros y misioneras, hombres y mujeres que viven una forma especial de seguimiento de Jesús. Preferentemente llevan una vida de comunidad en la cual se cultiva la oración, la meditación de la Palabra de Dios, teniendo como misión los diferentes sectores de la vida pastoral en la Iglesia.

Algunos Ignacianos son sacerdotes y ejercen su misión a través del ministerio sacerdotal. Su misión la definen como “Evangelizar con renovado ardor misionero, dando testimonio de Jesucristo en comunión fraterna, a la luz del Evangelio, para formar el Pueblo de Dios y participar en la construcción de una sociedad justa y solidaria, al servicio de la VIDA y de la ESPERANZA en las diferentes culturas, en vista del Reino definitivo”.

El fundador se inspiró en la figura de San Ignacio de Antioquía, obispo mártir del siglo I. Fue importante también la perspectiva de la Nueva Evangelización abierta por san Juan Pablo II y el caminar de la Iglesia en América Latina, particularmente con la Conferencia de Puebla (1979) con su énfasis en “Comunión y Participación”. Llevando la visita de la Virgen en un barrio de Baurú. La Familia Ignaciana está presente en Brasil, en la Diócesis de Baurú (Estado de San Pablo), en Italia (Diócesis de Sulmona-Valva) y desde setiembre ha comenzado un camino de inserción en la Diócesis de Melo, Uruguay, en la Parroquia San Juan Bautista de la ciudad de Río Branco.

En la Fiesta Diocesana de Melo, el pasado domingo 9 de octubre, el P. Nacho Aguirre, párroco de Río Branco, presentó al Cardenal Daniel Sturla a Fray Adeíldo, diácono en camino al sacerdocio, el primero de los Frailes Ignacianos que llega a la Diócesis.