Iglesia Católica Conferencia Episcopal del Uruguay

Comisión Nacional de Pastoral Juvenil

Eugenia Arana

Diócesis de Minas

Para mí la Jornada significó un encuentro con millones de jóvenes de todas partes del mundo que creen y que siguen lo mismo, que intentan seguir los pasos de Jesús.

Significó compartir con todos ellos las experiencias de fe que cada uno tiene particularmente de cada lugar de donde vienen, de cada rincón del mundo. También esto nos sirve mucho para que nuestra fe crezca. La experiencia junto a los demás compañeros de viaje nos ha unido como grupo y se formó un grupo precioso de  gente y de uruguayos. Ojalá que esto no termine acá y que podamos compartir todo lo que aprendimos y todo lo que vivimos en nuestras parroquias, casas, con nuestro grupo de amigos, ya que fue un encuentro mundial en el que creo que se demostró que la juventud católica no está muerta y que somos muchos y que no somos pocos y que vale la pena todo esto”.