Iglesia Católica Conferencia Episcopal del Uruguay

Comisión Nacional de Pastoral Juvenil

La Cruz de las Jornadas Mundiales estuvo en Ismael Cortinas

El martes 11 de diciembre, en la tarde, la Cruz Peregrina, o también llamada Cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud llegó a Ismael Cortinas.

Luego de su arribo a Uruguay el 7 de diciembre, la “cruz de los jóvenes” ha recorrido gran parte de nuestras comunidades diocesanas, cinco de ellas van a poder contar esta historia de recibir estos dos símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), la cruz y el ícono de María: Montevideo, Minas, Florida para llegar a Ismael Cortinas, departamento de Flores.

Es habitual que la Cruz Peregrina transite por el país que será sede de la Jornada Mundial de la Juventud, como fue el caso de España en el año 2011 y será con Brasil el próximo, ya que en julio de 2013 recibirá a los jóvenes del mundo junto al Santo Padre en la ciudad de Río de Janeiro.

Este es uno de los motivos por los cuales en 28 años no había llegado a Uruguay desde que en 1984 el Beato Juan Pablo II obsequiara la Cruz a los jóvenes del mundo para que peregrinara y los animara a anunciar el amor de Cristo por la humanidad.

La cruz llega a Ismael Cortinas

El martes 11 de diciembre, tal como estaba previsto la cruz y el ícono han llegada a la villa de Ismael Cortinas, un pueblo del “Uruguay profundo” como lo ha identificado nuestro Obispo diocesano Mons. Arturo Fajardo, que junto a Mons. Carlos María Collazzi, Obispo de Mercedes fueron los encargados de recibir estos íconos de la fe joven en la centenaria Capilla San Juan Bautista de este centro poblado de Flores.

En el itinerario de la cruz se ha elegido la Villa de Ismael Cortinas o Arroyo Grande, ya que es en esa localidad donde se encuentran cuatro departamentos: Colonia, Soriano, San José y Flores, departamentos de las dos Diócesis que organizaron la recepción de la Cruz, Mercedes y San José de Mayo.

La Cruz llegó acompañada por el ícono de María que también recorre el mundo desde 2003, ambos emblemas están siendo acompañados por una delegación brasilera integrada por el Padre Antonio Ramos, asesor nacional de la Comisión Episcopal para la Juventud en Brasil, Francisco Victor Pouissou, abogado de la Conferencia de Obispos de Brasil (CNBB), y Tiago Miranda, integrante del equipo de Comunicación de la Comisión Episcopal para la juventud y de la región Conosur.

Los jóvenes fueron los que colocaron la cruz dentro de la capilla, realizándose un momento de oración. Luego “La banda”, un grupo musical de la Diócesis de Mercedes tuvo a cargo un momento de animación.

La Eucaristía fue concelebrada por ambos Obispos, presidida por el Obispo de Mercedes. La homilía, estuvo a cargo de Mons. Fajardo, Obispo de San José de Mayo.

Terminada la Santa Misa, se compartió un momento de vigilia, adoración a la cruz y al ícono, testimonio de jóvenes que participaron de alguna de las Jornadas Mundiales de la Juventud y la proyección de varios videos sobre la historia de la Cruz peregrina y el Himno de la próxima JMJ que tendrá lugar en la ciudad brasilera de Río de Janeiro, donde se espera la presencia de muchos jóvenes uruguayos.

El recorrido de estos símbolos continuaba al norte del país, Fray Bentos, Paysandú y la ciudad de Salto.