Iglesia Católica Conferencia Episcopal del Uruguay

Comisión Nacional de la Animación Bíblica de la Pastoral

A la Espera

Adv. 1
I Domingo de Adviento, Ciclo C. 

¡La vida es espera!

Comenzamos un nuevo adviento, el adviento del año 2015. El Evangelio que nos acompañará durante este ciclo C, es el Evangelio de San Lucas. Evangelio conocido como el de la misericordia. En el marco del año de la misericordia San Lucas nos revelará la misericordia de Dios Padre.

En este primer domingo de adviento la liturgia de la palabra nos presenta varios verbos en futuro. Jeremías dice: vendrán días en que confirmaré la palabra que di a la casa de Israel y a la casa de Judá. En el evangelio de Lucas se nos dice: Verán venir al hijo del hombre con poder y gloria.

Son verbos en futuro, que nos hablan de espera, de realización y de cumplimiento. La vida es espera, cuando no hay esperanza no hay motivos para vivir; por eso la esperanza es vida.

Los cristianos, con el tiempo de adviento decimos al mundo que esta espera no es vacía, sin sentido. Esperamos a uno que ya ha venido y camina a nuestro lado y que sin embargo, al final de los tiempos retornará lleno de poder y de gloria para ser Señor de vivos y muertos.

Con el adviento confesamos que nuestra vida está llena de esperanza de sueños y proyectos. Que creemos en un Dios que aunque ha nacido pequeño y frágil, es más poderoso y fuerte que todos nuestros problemas.

Adviento nos invita entonces a estar despiertos, conscientes de nuestra realidad, a no dejarnos engañar por las falsas promesas de felicidad que embotan nuestra mente, nuestro corazón y nos dejan al final, vacíos.

Estar despiertos y atentos, al Dios que está, al Dios que viene. Sin dejar de esperar, sin dejar  de orar; para que consigan escapar de lo que va a suceder y puedan mantenerse en pie delante del Hijo del hombre

 

P.César Buitrago