Iglesia Católica Conferencia Episcopal del Uruguay

Comisión Nacional de la Animación Bíblica de la Pastoral

MES DE LA BIBLIA 2016

COMISIÓN NACIONAL DE ANIMACIÓN BÍBLICA DE LA PASTORAL

pastoral_biblica

Llegado el mes de setiembre, queremos dar un “empujón bíblico” a esta iniciativa del Espíritu, que a través del Papa Francisco nos invita a sumergirnos en la Misericordia divina.

Compartimos con ustedes un afiche sugestivo… que nos ayudará a meditar sobre la perfección de la misericordia.

A continuación hacemos una breve reflexión del significado del número siete (y su relación con el Jubileo). Presentamos una meditación para que nos ayude a realizar la Lectio Divina de Lc 15 (sabiendo que es el texto bíblico que inspira la imagen del logos del Jubileo de la Misericordia). Agradecemos el aporte del P. Fidel Oñoro en los cursos dados en Uruguay.

EL NUMERO “7” en la cultura hebrea: PERFECCIÓN

Dios creo el mundo en “siete” días…

El sabath (sábado, séptimo día) era para santificarlo (cuarto punto del decálogo), con un profundo sentido social y cultual…

El año sabático (el séptimo de cada ciclo de siete) esconde una triple sabiduría práctica, social y cultual… (profundizar en los aportes del Jubileo).

El año jubilar (siete veces siete años) era un año sabático más solemne con consecuencias más profundas, tanto prácticas como espirituales.

Jesús dijo que era el “dueño” del sábado y se proclamó el año Jubilar…

La misericordia en el evangelio de Lucas se describe con siete verbos y/o acciones (ver la meditación que sigue a continuación).

LA MISERICORDIA

El AMOR del Padre, que se manifiesta en Jesucristo, a través del Espíritu… es un amor de Misericordia. De quien se inclina hacia el más pequeño (“corazón inclinado al último”), a quien está sufriendo (“compasión”)… Es el AMOR de quien “tiene al otro dentro de sí”, de quién acoge al más indefenso que está en el útero (“rahamín”: raíz hebrea del término misericordia). Por este motivo el AMOR en este mundo pasa inexorablemente por la cruz, porque busca “al otro” en los lugares de mayor deshumanización…