Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Comisión Nacional de Familia de la CEU invita a celebrar la Solemnidad de la Anunciación del Señor

 

 

La Comisión Nacional de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal del Uruguay invita a celebrar el 25 de marzo  la Solemnidad de la Anunciación del Señor,  y a orar por la mujer embarazada y su hijo.

Previo a las medidas adoptadas por los obispos y las autoridades nacionales ante la pandemia del coronavirus, la referida Comisión había convocado para la celebración de la Santa Eucaristía en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen del Cordón el 25 de marzo próximo. Asimismo, había expresado su adhesión al acto público convocado para esa fecha, Día del Niño por Nacer, por varias organizaciones.

Ante el nuevo escenario, en un comunicado, la Comisión exhorta a unirse ese día a  “alguna forma de oración – Misas, rosarios, oficio divino, vigilias –”  y se proponga como una intención particular la oración por las madres embarazadas y su hijo. Asimismo propone  que en las familias y grupos “se reflexione sobre el valor absoluto de la vida humana inocente y cómo individual y colectivamente debe ser protegida”.

 

 

Comisión Nacional de Familia y Vida
de la Conferencia Episcopal del Uruguay 

COMUNICADO 

La Comisión Nacional de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal del Uruguay en su momento convocó para la celebración de la Santa Eucaristía en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen del Cordón el día 25 de marzo próximo.

Dada la situación creada por la difusión del coronavirus y las correspondientes medidas tomadas por la autoridad sanitaria y las disposiciones eclesiásticas, es obvio que tal celebración no tendrá lugar. Tampoco se realizará el acto público organizado por varias personas y grupos, que esta Comisión apoyó.

De todas formas la Comisión exhorta a celebrar de distintas formas la Solemnidad de la Anunciación del Señor y a orar por la mujer embarazada y su hijo, así como propone la reflexión sobre el valor de cada ser humano desde su concepción hasta su muerte natural.

Sin pretender ser exhaustivos y en comunión con tantas otras iniciativas,

. 1)  Invitamos a recibir en la fe el don supremo del envío del Hijo de Dios en la carne, que tomó de María Virgen, adorando a Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre.

. 2)  Dada la íntima relación entre la encarnación de Jesús, Hijo de Dios, y la Santa Misa, es oportuno – aún con las limitaciones presentes – que de una u otra forma nos unamos al reconocimiento de Cristo en la Santa Eucaristía, a su sacrificio perpetuo, a la comunión con su cuerpo y sangre.

. 3)  En estas circunstancias oramos por los afectados por la epidemia de diferentes formas: los enfermos, los familiares, los difuntos y sus deudos, los que atraviesan diferentes carencias debido a este mal, los ancianos, los entregados al cuidado de los enfermos.

. 4)  En la medida de lo posible apoyemos, ayudemos, a quienes sabemos necesitan nuestra asistencia, con una atención particular de las mujeres embarazadas, para que puedan proteger al hijo que llevan en su vientre, y a los ancianos solos.

. 5)  Unidaaestacelebraciónlitúrgicael25demarzohasidoproclamadoDíadelniñopornacer.Por eso, proponemos que en todas las formas de oración – Misas, rosarios, oficio divino, vigilias – se proponga como una intención particular la oración por las madres embarazadas y su hijo. Asimismo es oportuno que en las familias y grupos se reflexione sobre el valor absoluto de la vida humana inocente y cómo individual y colectivamente debe ser protegida.

Unidos en la adoración de Jesús, con la intercesión de Santa María y San José, nos ponemos todos con confianza filial en manos del Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo

Mons. Alberto Sanguinetti
Presidente

Carlos Queraltó y Ma. Teresa Zerbino,
Secretarios

 

Montevideo, 20 de marzo de 2020