Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Claves científicas para ser felices (Una de las claves: Vaya a la iglesia)

LA REPÚBLICA |

Prueba algo nuevo

Pruebe algo nuevo. A sumar experiencias en la vida.

Pequeñas cosas que cambian cómo se ve la vida.

Cada uno de nosotros tiene en sus manos la capacidad de ser feliz. Trece estudios científicos describen qué es lo que todos podemos hacer para mejorar nuestra visión de la vida.

Les presentamos algunas de las medidas preventivas que pueden tomar para convertirse en personas más felices.

Gaste el dinero en otras personas

Un estudio publicado en la revista ‘Psychological Bulletin’ garantiza que gastar dinero en otras personas en lugar de en uno mismo hace a la persona sentirse más feliz. Los sociólogos llegaron a la conclusión de que “las personas más felices eran los donantes más generosos. Siempre se sienten mejor haciendo donaciones a organizaciones benéficas que derrochando el dinero en sí mismos”.

Anote las cosas buenas del día

El profesor de la Universidad de Pennsylvania, Martin Seligman, demostró en su estudio independiente que las personas que escribían cada noche tres cosas buenas que les pasaron durante el día se sentían significativamente más felices que las que no lo hacían.

Pruebe algo nuevo

Los que buscan nuevas experiencias y emociones y cambian su rutina por algo más interesante son generalmente más felices, según han demostrado también las investigaciones. Los científicos aseguran que probar cosas nuevas estimula las ondas cerebrales.

Anticipe los momentos de satisfacción futuros

La ilusión de que la felicidad se está acercando también es un importante motivo de felicidad.

Los estudios han demostrado que para el ser humano es típico anticipar un momento agradable. A veces preparar una fiesta o una cena romántica, por ejemplo, nos hace sentir mejor que el hecho en sí.

Pinte la vida de azul

Los investigadores de la Universidad de Sussex, Reino Unido, mostraron que exponerse al color azul da “confianza en uno mismo, disminuye el estrés y aumenta la felicidad”.

El estudio descubrió que cuando una persona ve algo azul sus ondas cerebrales reflejan un mayor nivel de felicidad.

Póngase metas

El psicólogo Jonathan Freedman afirma que las personas que se establecen objetivos a sí mismos, sean a corto o a largo plazo, son más felices que aquellos que no lo hacen.

El neurocientífico Richard Davidson, de la Universidad de Wisconsin, también descubrió que trabajar en pos de un objetivo no solo activa sentimientos positivos, sino que también suprime las emociones negativas.

Deje de defender su punto de vista en ocasiones

El profesor Deepak Chopra, autor del estudio ‘The Ultimate Happiness Prescription’ (‘La receta definitiva para la felicidad’), explica que la neutralidad es una de las maneras de mantenerse feliz.

“La gente puede ahorrar el 99% de su energía psicológica y sentirse más feliz si deja de defender su punto de vista”, asegura Chopra.

Vaya a la iglesia

Un estudio reciente basado en varias encuestas demostró que las personas que van regularmente a la iglesia responden que son más felices y que están más satisfechas con su vida que las personas que no son religiosas.

Duerma al menos seis horas y 15 minutos cada noche

Seis horas y 15 minutos de una noche de sueño ininterrumpido hace a las personas más felices, reveló un estudio encargado por la compañía británica Yeo Valley.

Acorte el tiempo del trayecto a su trabajo hasta un máximo de 20 minutos

El mismo estudio británico que reveló cuántas horas deben dormir las personas adultas para ser más felices, también demostró que los encuestados más felices eran los que recorrían un trayecto de un máximo de 20 minutos para llegar a su lugar de trabajo.

Asegúrese de que tiene al menos diez buenos amigos

Los adultos que confesaron que tenían 10 buenos amigos eran más felices que los que tenían cinco o menos amigos cercanos, según confirmó una investigación de la Universidad de Nottingham, Reino Unido. Cuantos más amigos tenía un individuo, más feliz parecía.

Simule que es feliz hasta que lo consiga

Puede parecer un trabajo titánico, pero fingir o pretender que se es feliz cuando en realidad se está triste, hace que una persona se sienta mejor.

Varios estudios han demostrado que el simple acto de sonreír puede hacer que las personas experimenten sentimientos de felicidad.

çBusque a su media naranja

Nuestras relaciones con nuestros seres queridos tienen un gran efecto sobre nuestra felicidad.

Las personas que tienen pareja son por lo general más felices que el resto y los cónyuges tienen un mayor sentimiento de bienestar si están felizmente casados, según un estudio de la Universidad de Cornell, EEUU.