Iglesia al día

" La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica "
Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2020)

La Iglesia en los medios Católicos consagraron la patria a la Virgen de los Treinta y Tres en Florida

EL OBSERVADOR |
https://www.elobservador.com.uy/nota/catolicos-consagraron-la-patria-a-la-virgen-de-los-treinta-y-tres-en-florida-20191111114658

Se renovó la consagración que hizo el papa Juan Pablo II en 1988, cuando estuvo por segunda vez en Uruguay.

Miles de peregrinos católicos de todo el país se congregaron este domingo en Florida para rendir homenaje a la Virgen de los Treinta y Tres, patrona del Uruguay y renovar la consagración de la patria a la Virgen que hizo el papa Juan Pablo II, en 1988, en su segunda visita a Uruguay.

La misa se celebró en el Santuario Nacional de la Virgen de los Treinta y Tres, patrona del Uruguay, fue presidida por el cardenal y arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, según informó en un comunicado la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU).

Si bien Sturla reivindicó las “raíces cristianas” del país, aseguró que en la “sociedad plural y democrática” no se trata de “tener nostalgia” del “nacimiento cristiano” sino de “aportar al Uruguay con renovadas energías la verdad”. “La tarea más urgente es hacer presente a Dios y facilitar a todos el acceso a él”, dijo el cardenal.

En la misa, a la que asistieron católicos de todo el país, también participaron varios obispos, así como unos 140 sacerdotes, decenas de diáconos, seminaristas, religiosos y religiosas, y laicos procedentes de todo el territorio. agregó la CEU en el comunicado. Sturla también recordó que en Florida fue donde se declaró la independencia, bajo el grito de “libertad o muerte”. El arzobispo de Montevideo subrayó que antes de la libertad política o social está la “interior”.

Con la renovación de la consagración del Uruguay a la Virgen de los Treinta y Tres se dio inicio al camino de preparación del V Congreso Eucarístico Nacional que se celebrará el año próximo en Montevideo.

“Consagrarnos a María es un modo de responder al amor con amor, armó Sturla en su homilía, al tiempo que señaló: «Esta consagración traerá renovación en nuestra iglesia, esperanza de un anuncio más vigoroso del evangelio, paz y alegría a nuestra gente, traerá victoria de Cristo en nuestra tierra!!! Y la victoria vendrá por medio de María”.