Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios ¿Catolicismo positivo? [Opinión]

MONTEVIDEO PORTAL | Columnistas |

José Pablo Franzini Batlle

Dirigiente de Defensor Sporting Club en los últimos diez años.
Fundador y Secretario General sector Asamblea Batllista.

La semana pasada, luego del pronunciamiento de la Junta Departamental acerca de la colocación de la estatua de la “Virgen María,” observamos a un Sturla desconocido: enojado, intolerante y lo más grave, acusando de “un acto de discriminación contra la colectividad católica…” a quienes votaron contra la instalación de dicho efigie.

Más adelante afirma: “un paso atrás en un camino positivo que el Uruguay estaba viviendo desde el retorno a la democracia”. ¿Cuál es el camino positivo al que refiere Sturla?, suponemos reseña la vuelta a las libertades, a la institucionalidad, pues referir a la recuperación del régimen democrático asociándolo con algún elemento religioso, no sería de recibo.

  El arzobispo rechazó que pensar que la colocación de la estatua asocie el lugar exclusivamente con la religión “es un invento que pareciera tener razón pero no la tiene”.. Sturla se contradice de forma cuasi infantil, manifiesta que es un acto de discriminación contra la colectividad católica pero a su vez afirma que no debe asociarse exclusivamente con la religión. ¿Quién lo entiende? La Virgen María, según Sturla, no sería una imagen “exclusivamente religiosa”? ¿Y qué sería entonces?

Sturla dijo que considera la laicidad “como algo de apertura” y defendió “una laicidad moderna que deja atrás ese antiguo dogmatismo jacobino que dice ‘la Iglesia al rincón'”. La Real Academia Española define ala laicidad cómo: “Principio que establece la separación entre la sociedad civil y la sociedad religiosa”. Define laico cómo: “que no tiene órdenes clericales”.” Independiente de cualquier organización religiosa (Estado laico. Enseñanza laica)”. ¿Puede pensarse entonces, que a la laicidad se le puede agregar el adjetivo moderno o positivo, sin variar el concepto? ¿Qué sería laicidad positiva, la que tuviera órdenes clericales, la que no fuera independiente de cualquier organización religiosa?

Quizás Sturla pueda desarrollar el “Catolicismo Positivo y Moderrno” en el que se incluyan los derechos de los homosexuales, se les permita a aquellos que Dios no les dió la capacidad de procrear, recurrir a métodos artificiales para tener hijos, sea permitido el divorcio como solución a una unión infeliz, se les permita a los curas formar familia o a las mujeres ser algo más que un apéndice del hombre. Recemos por eso.