Iglesia al día

" La paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica "
Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2020)

Noticeu Casi 100 bautismos en Casavalle

Foto de Federico Gutiérrez / ICM

Procesión por el barrio y fiesta multitudinaria

La Parroquia de Casavalle está encomendada a la Virgen de Guadalupe y el jueves 12 celebró sus fiestas patronales. ¡Y de qué manera! Con la bienvenida a 95 nuevos cristianos. Todo un evento para el barrio.

Los bautismos de casi 100 niños fueron fruto del trabajo de dos años, explicó la Hermana Claribel, superiora de las Misioneras de la Caridad (de la Madre Teresa de Calcuta) en Casavalle. Todos en la Parroquia reconocen que el principal trabajo fue de estas pocas hermanas, que son las que más recorren los caminos de la zona. Las que entran en todos los ranchos, conversan con las familias, conocen a los niños. “Muchos no se sienten dignos de venir hasta la Iglesia y las hermanas son las que los conocen e invitan a subir hasta acá”, explicaba Janet, una catequista.

Las Hermanas vieron que había muchos niños que no habían recibido el sacramento de iniciación y propusieron al párroco, Ricardo Villalba, hacer un bautismo masivo. Comenzó la preparación más próxima con nuevas visitas a las casas, conseguir todos los datos de los chicos y sus futuros padrinos, ayudarlos a prepararse espiritualmente, etcétera. Luego vino la organización más concreta: en las semanas previas en la parroquia hicieron grupos en los que había un referente de la comunidad y diez familias de pequeños.

El día señalado, en el patio del templo había una decena de “pilas bautismales”, que en realidad eran esos copones grandes que se usan en las fiestas para conservar las bebidas frías. Junto a cada una se instalaron el sacerdote, el referente y las familias. Se distinguía a los bautizandos porque estaban de blanco, con vestidos o camisas especialmente delicados. No faltaban los niños con moña y tiradores, ni las bebas con polleras de puntilla. Todos correteaban mientras se ultimaban detalles. En uno de los puestos el Padre Gregory Núñez, vicario parroquial, contemplaba la panorámica. “Es una gran alegría. Yo nunca vi algo así”, decía.

El Card. Daniel Sturla dio la bienvenida y comenzó la ceremonia. Explicó la importancia del sacramento e invitó a todos a repetir algunas frases, para ayudar a su recordación. Después, fue el momento de los bautismos, y en cada pila se sucedían los milagros. El sacerdote que preguntaba el nombre, luego le hacía la señal de la cruz con agua mientras pronunciaba la fórmula, después le marcaba la frente con el crisma y terminaba con un aplauso y fotos. Así uno y otro, hasta 10 en cada grupo.

Al final, un cierre de la ceremonia, muchas felicitaciones y saludos, y la invitación para quedarse a la Misa.

Foto de Federico Gutiérrez \ ICM

La Virgen caminó por la calle
Antes de los bautismos, en Casavalle hubo una procesión con la imagen de la Virgen de Guadalupe por las calles de la zona. Algunos sacerdotes, un diácono, las Misioneras de la Caridad, misioneros de Puntos Corazón y otros allegados a la Parroquia caminaban atrás de un cuadro de más de 1 metro de altura de la patrona de América. El párroco iba guiando las oraciones y un parlante hacía que todos lo escucharan.

Al paso del grupo, algunos se iban uniendo. Y entre avemarías y canciones a la Virgen de Guadalupe, se sucedían los ruegos a María. Por los que no ven sentido a su vida, los oprimidos, los que sufren de la injusticia y la indiferencia. Los que tienen miedo, los amenazados por la violencia, los que no conocen el bien, los que están presos. Los que no conocen a Dios y su bondad.

Y así iban todos, con María al frente. Por calles de tierra o de pasto aplastado, donde por momentos había ranchos a un lado y basural al otro, con algunos autos quemados al costado del camino y con niños, muchos niños, que miraban desde sus casas y saludaban con una sonrisa.

Fuente: https://icm.org.uy/casi-100-bautismos-en-casavalle/