Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Carta de Mons. Daniel Sturla a los socios del Círculo Católico

EL CIRCULO CATOLICO DE OBREROS DEL URUGUAY
EN UN CRUCE DE CAMINOS

Montevideo, 3 de octubre de 2012

Estimados Socios del Círculo Católico de Obreros del Uruguay:

Cuando en 1885, hace 127 años, la Iglesia uruguaya impulsó la creación de una institución orientada a la solidaridad y el apoyo mutuo -que a través del tiempo se transformaría en una mutual prestadora de servicios médicos- seguramente nadie pensó que luego de un siglo la orientación de la Institución pudiera ser vaciada de su contenido e identidad.

Esta es la situación que está viviendo el Círculo Católico desde octubre de 2010, momento en el cual la actual Dirección institucional impulsó un cambio de estatuto a través del cual eliminó todo reconocimiento de su identidad y de las garantías que para el presente y futuro de la Institución significaba su vinculación con la Iglesia.

Los reclamos que desde el Arzobispado de Montevideo y desde la Conferencia Episcopal Uruguaya se formularon solicitando una rectificación fueron desoídos. Hay un recurso jurídico que demorará tiempo en procesarse.

Esta situación podría cambiar. El próximo miércoles 10 de octubre se celebrarán elecciones que podrían significar un reencauzamiento de la Institución. Participarán dos opciones electorales: una, continuista; y otra de renovación que apuesta a la transparencia, la participación democrática, la gestión de calidad y el restablecimiento de la vinculación histórica con la Iglesia.

En una sociedad pluralista como es el Uruguay de hoy, este diferendo no es un diferendo entre católicos: se trata de dos maneras de entender la mutualidad, una donde aparecen mezclados intereses personales y familiares que ve en la Iglesia un molesto vigilante de sus actuaciones, y otra que apuesta a darle cristalinidad a la gestión y participación a los usuarios.

A los socios del Círculo Católico los invitamos a comprometerse con la renovación siendo testigos y partícipes del final de un ciclo y del inicio de otro.

Nadie debería permanecer al margen porque es un verdadero cruce de caminos.

Que el Buen Dios y su Madre Santísima nos alienten a ser fieles a nuestro compromiso cristiano.

                                                                                                                                                                                                  + Daniel Sturla sdb
Obispo Auxiliar de Montevideo

LISTA 88 – Por una Institución sana y saneada