Iglesia al día

" “Dios tuvo un sueño para San José… le has preguntado ¿qué sueño tiene para ti?” "
Mes vocacional 2021

Noticeu Cardenal Daniel Sturla: “Hoy más que nunca: ¡¡¡Feliz Navidad!!!”

En su mensaje para Navidad, el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, animó a no tener miedo, a cuidarse y cuidar a los otros y a confiar “en este Niño Dios que nace y nos devuelve la alegría, que nos hace compartir esta esperanza. Él es el Salvador”.

“Hoy nos ha nacido un salvador y esta noticia diluye la tristeza que invade el mundo en esta Navidad tan especial”, afirma el Cardenal Sturla al tiempo que invita a descubrir al Niño Dios que “hace dos mil años, en una noche fría, una mujer tuvo en sus brazos” y  “fue el abrazo entre el Creador y la creatura; entre la humanidad, necesitada de salvación, y el Salvador”. “Ese niño no traía una vacuna, sino que era él mismo el que sanaba, el que salvaba, el que rescataba, el que redimía, el que liberaba. Era el Salvador.”, resaltó.

“Hoy más que nunca: ¡¡¡Feliz Navidad!!!”, concluye su mensaje el Cardenal.

Texto del mensaje de Navidad del Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla 

“Queridos amigos: hoy nos ha nacido un salvador. Y esta noticia diluye la tristeza que invade el mundo en esta Navidad tan especial. Por momentos parecería que estamos perdiendo la batalla con el virus, y no tendremos abrazos y reuniones grandes de familia. No tendremos celebraciones presenciales de la Santa Misa.

Esperamos la vacuna, confiamos que traerá alivio a nuestras preocupaciones, que se reactivará el mundo, el trabajo, el comercio, el turismo; que podremos, nuevamente, celebrar la Santa Misa, darnos un abrazo.

Hace dos mil años, en una noche fría, una mujer tuvo en sus brazos al Niño Dios. Fue el abrazo entre el Creador y la creatura; entre la humanidad, necesitada de salvación, y el Salvador. José y María cuidaron a ese niño, al que vinieron a adorar los pastores y al que le cantaban los ángeles. Ese niño no traía una vacuna, sino que era él mismo el que sanaba, el que salvaba, el que rescataba, el que redimía, el que liberaba. Era el Salvador. Descubrámoslo.

Lo contemplamos como un niño frágil, pero es fuerte y nos dice: “no están solos, yo estoy con ustedes”. No tengamos miedo, cuidémonos y cuidemos a los otros. Sigamos todas las indicaciones que nos hacen para nuestro bien, pero sobre todo confiemos en este Niño Dios que nace y nos devuelve la alegría, que nos hace compartir esta esperanza. Él es el Salvador.

Hoy más que nunca: ¡¡¡Feliz Navidad!!!”

En base a https://icm.org.uy/hoy-mas-que-nunca-feliz-navidad/